La columna de Sandra Carral Garcín | Un premio Nobel a la investigación sensorial

Ing. Sandra Carral Garcín.

Que este premio se haya otorgado al trabajo de científicos en algo tan esencial, como es la capacidad del cuerpo humano para detectar la temperatura y la presión, es una vuelta a los sentidos naturales básicos para la supervivencia.

La noticia del premio Nobel 2021 en Fisiología y Medicina para los biólogos moleculares Dr. David Julius y Dr. Ardem Patapoutian ha sido un cimbronazo para quienes esperaban se direccione a los que se preveía como favoritos, los científicos pioneros en la investigación de vacunas ARNm.

Que este premio se haya otorgado al trabajo de científicos en algo tan esencial, como es la capacidad del cuerpo humano para detectar la temperatura y la presión, es una vuelta a los sentidos naturales básicos para la supervivencia, dándoles la importancia, a veces olvidada, que tienen en la vida animal y humana.

No nos damos cuenta de estos mecanismos, salvo cuando son exacerbados por estímulos desagradables o cuando por alguna afectación, no funcionan bien. Conocer, a partir de estos trabajos, esos mecanismos, sus receptores y mediadores, significa un gran avance para posteriores desarrollos de tratamientos para afecciones crónicas por ejemplo.

Según un documento de miembros del Comité Nobel*, fueron premiados los descubrimientos que permitieron identificar los “transductores moleculares responsables de detectar y convertir calor, frío y tacto en impulsos nerviosos en el sistema nervioso sensorial”. El trabajo de David Julius permitió identificar un nuevo canal iónico llamado TRP1, que, por ejemplo, es activado por temperaturas que pueden causar dolor, lo cual abrió las puertas a la comprensión molecular de la termosensibilidad. El trabajo de Ardem Patapoutian permitió identificar canales iónicos activados por estímulos mecánicos, PIEZO1 y PIEZO2, siendo este último “el mayor transductor mecánico en nervios somáticos y es requerido para nuestra percepción del tacto y propriocepción”. La propriocepción es la habilidad del cuerpo para percibir su posición, movimientos y acciones.

Varios receptores TRP fueron identificados en trabajos iniciados desde los 90, por ejemplo, el TRPM8, un receptor relacionado con la percepción del frío, cuyo descubrimiento es un logro de los investigadores mencionados, por separado. Estos canales TRP bloqueados a diferentes rangos de temperatura actúan juntos para codificar la temperatura y el dolor inducido por calor en el sistema nervioso somatosensorial.

En cuanto hace a las proteínas PIEZO, a través de su mecanosensibilidad sirven como mecanotransductores en muchos tipos de células, convirtiendo fuerza mecánica en señales electroquímicas. Ejemplos de la actividad de estos canales son: la actividad como receptores de las PIEZO2, presentes en los receptores de estiramiento pulmonar en la pared de bronquios y bronquiolos, que se activan mediante grandes inspiraciones e inician un reflejo que protege al pulmón de la inflación excesiva; el monitoreo y mantenimiento de la presión arterial por el barorreflejo arterial se basa en PIEZO1 y PIEZO2 presentes en los ganglios de neuronas sensoriales.

Numerosas son las implicancias de estos canales iónicos en relación con enfermedades congénitas o adquiridas, lo cual ha sido y es objeto de ensayos y estudios in vivo en animales y humanos, de allí la importancia de estas investigaciones desarrolladas durante años.

En el marco de la historia, la continuación de los esfuerzos para descifrar los mecanismos del cuerpo humano ciertamente va siendo acompañada de los avances tecnológicos, los cuales permiten ir encadenando distintos trabajos para comprender el sofisticado funcionamiento de las células, órganos y sistemas de los organismos vivos.

Vivimos tiempos de revoluciones en el campo del conocimiento, no obstante el criterio de selección para este premio parece haber sido marcado por su clásica prudencia, lo cual es bienvenido puesto que hace falta una perspectiva de años para sopesar los riesgos y beneficios de ciertos avances.

Para más información:

* Scientific background. Discoveries of receptors for temperature and touch

https://www.nobelprize.org/prizes/medicine/2021/advanced-information/