Ing. Sandra Carral Garcín.

Esto implica un nuevo modelo energético, basado sobre la utilización de tecnologías conocidas, en inicios de industrialización, con un plan de financiamiento a largo plazo.

En mayo de 2013 fue presentado el proyecto Volt-Gaz-Volt ante el Parlamento Europeo. Liderado por Corinne Lepage (abogada francesa especializada en cuestiones ambientales, en ese entonces miembro del Parlamento Europeo) y Robert Bell (profesor americano experto en Management y Economía Verde), este proyecto proponía una solución para la transición energética.

Se trata del aprovechamiento de las energías renovables solar fotovoltaica y eólica para producir CH4 -metano- sintético, posibilitando su “almacenamiento” mediante esta transformación que elimina su intermitencia (la cual es el argumento de base de quienes propugnan la defensa de las energías de origen fósil). Esto implica un nuevo modelo energético, basado sobre la utilización de tecnologías conocidas, en inicios de industrialización, con un plan de financiamiento a largo plazo.

La electricidad producida por la energía eólica y fotovoltaica, transformada en CH4 puede ser almacenada en la red de gas existente y reutilizada como energía. En esto consiste el proyecto Volt-Gaz-Volt (VGV), el cual dejaría obsoletas las energías convencionales (fósil y nuclear). Así, podría ser utilizada como combustible en los medios de transporte o en centrales de cogeneración brindando electricidad y calentamiento.

En Alemania, el problema de almacenamiento a largo plazo fue resuelto en Stuttgart, a escala de demostración, por la empresa Solar Fuel (usina de demostración de 250 KW de capacidad). Asimismo, la usina de Audi(*), proyecto Power-To-Gas, a escala industrial (6,3 MW), fue construida en junio 2013. El concepto es simple: la electricidad producida por energías renovables (eólica y fotovoltaica) es utilizada para realizar la electrólisis del H2O -agua-, produciendo hidrógeno y oxígeno. El oxígeno puede ser utilizado para otros fines, o evacuado sin nocividad. El hidrógeno posee problemas de almacenamiento y de utilización a nivel doméstico, contrariamente al metano (la red de gas natural siendo una realidad). La solución que propone este proyecto es combinar el CO2 -dióxido de carbono- con el H2 así producido, de manera de sintetizar gas metano -CH4- de una pureza superior a la del gas natural (del cual el metano es el principal componente). El metano sintetizado es almacenado y recirculado en la red de gas natural. El CO2 es reciclado, ninguna emisión suplementaria es liberada a la atmósfera. La solución abarcaría todos los usos: vehículos que funcionan con GNC (gas natural envasado a altas presiones), se puede generar electricidad para los vehículos eléctricos, electricidad doméstica, para fines térmicos, en la industria, etc.

Producido en cantidad suficiente, podría reemplazar todos los usos del gas natural, y probablemente, los de la mayoría de los combustibles fósiles. En Alemania se le llama gas natural de sustitución o e-gas. En este proyecto, se le llama VGV.

Así, el VGV resolvería los problemas de la intermitencia de las energías renovables (se produce demasiado generando un exceso no aprovechable, o en déficit según las condiciones del funcionamiento con la fuente de energía), de los inconvenientes de almacenamiento de la energía (la capacidad máxima de las baterías es limitada, y además su costo es más elevado en función de ella), las emisiones de CO2, la soberanía energética (reduciendo costos financieros por la importación de combustibles), y los riesgos conocidos de la energía nuclear.

Algunos puntos clave del análisis para la implementación del proyecto incluyen: el tamaño de la red de gas natural (y la posibilidad de aumentarla en caso de ser necesario), el lugar de la instalación (límites de la capacidad de bombeo de agua en zonas elevadas por ejemplo; con cercanía a los lugares de la producción de energía solar fotovoltaica o eólica y de una fuente productora de biogas -de donde provendría el CO2-), la ventaja del máximo aprovechamiento de la inversión en la transición energética con el acoplamiento de la tecnología VGV. La posibilidad de generación de energía solar fotovoltaica y/o eólica también es otro factor importante. Ambas fuentes pueden o no ser posibles según la región, o puede haber más posibilidades de una sobre la otra.

El análisis de costos de la instalación industrial de pequeña escala (6,3 MW) para la transformación de electricidad en gas, construída en el norte de Alemania por Audi en colaboración con Solar Fuel y EWE (un utilizador de biogas), arrojaba en 2013 el dato de costo de producción de 0,25 EUR por KWh de gas producido (siendo el objetivo en 2018 de 0,08 EUR/KWH de gas). También es importante ver cómo se acopla un ciclo de producción de e-gas a un ciclo de producción convencional, permitiendo rentabilizar financiera y ambientalmente un proceso de verdadera transición energética.

Es cierto que estos análisis de costos dependen de la localización en países europeos (en este caso en el documento citado en bibliografía se analiza el caso de Alemania en comparación con Francia), y las posibilidades corresponden con los partnerships posibles entre estos 2 países, las economías de escala y las matrices energéticas correspondientes.

No obstante, la idea de la presente columna es presentar esta información en relación con lo que se está haciendo en el mundo (sin ser exhaustiva, por supuesto) para avanzar en este dominio.

En nuestro país se han llevado a cabo importantes acciones (programa nacional RenovAR) en los últimos 4 años, tendientes a la producción de Energías Renovables, a partir de la promulgación de la ley nacional de Energía Renovable N° 27.191/2015, reglamentada por los decretos N°531/2016 y N°882/2016. Aún en las actuales circunstancias, y en vías de propender a la transición energética propugnada en los ODS -Objetivos de Desarrollo Sostenible- N°7 Energía Asequible y No Contaminante y N°13 Acción por el Clima, parece oportuno considerar nuevos modelos energéticos que sirvan también a la generación de empleos y como motor económico alternativo. Estas metas debieran escapar sobre todo a las querellas políticas y acciones de lobby habituales, para el (postergado) progreso que nos merecemos los argentinos.

Bibliografía:

Projet Volt-Gaz-Volt. Les énergies renouvelables ne sont plus intermittentes. Dossier de presse

https://www.territoire-energie.com/wp-content/uploads/2017/03/projet-volt_gaz_volt_lepage_bell_dossier-de-presse_280313.pdf

Volt-Gas-Volt Project. Renewable energy is no longer intermittent. Press kit

https://issuu.com/indyindy/docs/project_volt_gas_volt_english/8

(*) Pourquoi Audi s’est offert une usine power to gas ?

https://www.usinenouvelle.com/article/pourquoi-audi-s-est-offert-une-usine-power-to-gas.N602148

Informe ODS País Argentina 2018. ODS N°7 Meta 7.2 (ver desde página 68)

https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/informe-ods-todo.pdf

Video:

Hermann Pengg. Energy conversion and storage using the Power-to-Gas Technology

https://www.youtube.com/watch?v=hOn1FkwPjMA