Ing. Sandra Carral Garcín.

Europa transita un camino y Argentina otro a la hora de pararse contra el modelo imperante. En nuestro país se imponen los intereses transgénicos a pesar del gran esfuerzo llevado a cabo por quienes son víctimas de las fumigaciones.

El Día Mundial del Árbol fue celebrado el 28 de junio pasado. En el Congreso Forestal Mundial de Roma, en el año 1969, se estableció esta fecha para la concientización de su importancia en el equilibrio de la vida en el planeta.

Municipalidad de Salta

Y no cesan de aparecer las noticias en relación con la gran cantidad de héctareas desmontadas en el país, incluso en período de cuarentena, siendo una actividad “no permitida”.

Se sabe que esta práctica, que es ilegal en muchos casos cuando se trata de zonas protegidas por la Ley de Bosques N°26331/2007, está muy relacionada con la implantación de un modelo de explotación agrícola destructivo y contaminante como es el modelo transgénico, a partir de OGM -Organismos Genéticamente Modificados- resistentes a herbicidas como el glifosato.

A partir de este tipo de cultivo, también desarrollado en otras latitudes, se generan situaciones de conflictos, siendo una de ellas el conflicto legal entre los afectados por las fumigaciones y quienes las realizan, así como entre quienes fabrican y venden tales productos herbicidas y quienes los compran y utilizan.

Últimamente ha sido noticia el caso de Bayer AG con su producto Roundup, porque ha debido negociar un acuerdo con víctimas que relacionan el glifosato con el cáncer adquirido (el 75% de los demandantes -125.000 denuncias- y el 95% de aquéllos con posibilidades de llegar a juicio). La suma correspondiente a pagar a las víctimas del Roundup (herbicida con glifosato) sería de 11.000 millones de dólares. No obstante, no se reconocerá que el herbicida causa el cáncer.

Monsanto, empresa que fue adquirida por Bayer, comenzó a producir el glifosato en los años 70. La OMS -Organización Mundial de la Salud- en el año 2015 a partir de su organismo de investigación del cáncer, el IARC -International Agency for Research on Cancer-, lo declaró potencialmente cancerígeno (grupo de sustancias 2A). Según quienes refieren estas noticias, son los jurados quienes han determinado el curso de los procesos debido a los hechos demostrados de ocultamiento de los peligros del producto, más que por las evidencias de sus efectos cancerígenos.

Finalmente, la proposición de este acuerdo, tiene el objetivo de poder terminar con un “período de incertidumbre” para los negocios de Bayer, habiendo sido afectado el curso de la acción (disminución del 40% del valor) y por ende el humor de los accionistas de Bayer (que asumió en la compra de Monsanto los problemas judiciales de esta última empresa). También les interesa no enfrentar los juicios en las cortes americanas.

La empresa Bayer, así como en otros tiempos lo hacía Monsanto, se basa en que su producto está aprobado por todas las administraciones públicas que siguen permitiendo su venta y utilización. No obstante, por ejemplo, se publicaba en diciembre 2019 en Francia que 36 de 69 productos a base de glifosato, serían prohibidos desde fines de 2020, por causa de “la insuficiencia o ausencia de datos científicos que permitan desechar todo riesgo genotóxico”.

En enero de 2019, la justicia francesa (Tribunal Administratif de Lyon) ya había anulado la autorización de la comercialización del Roundup Pro 360 argumentando que ésta desconocía el principio de precaución. El tribunal en cuestión había definido entonces que este producto afectaba el medio ambiente de tal manera que constituía un riesgo que podía perjudicar gravemente la salud. Así, la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria -Agence Nationale de Sécurité Nationale ANSES- al aprobar este producto en 2017, había cometido el error de contravenir el principio de precaución definido por el artículo 5 de la Carta del Medio Ambiente (Charte de l’Environnement).

En nuestro país, por el contrario, el contraste es enorme. Comenzando por la continuación de los desmontes para estos implantes de monocultivos transgénicos asociados a herbicidas nocivos y contaminantes, siguiendo por el gran esfuerzo llevado a cabo por quienes son víctimas de las fumigaciones de tales productos, cuando se trata de izar la ley como protección contra la enfermedad y la muerte.

Aquí ha descollado la “ciencia disruptiva” del Dr. Andrés Carrasco (como se titula la película en su memoria), así como muchas luchas que han ido emergiendo en el tiempo, debido al agrupamiento de las víctimas de este agroquímico. El problema, como pasa en todas las circunstancias, es que las víctimas y los sectores vulnerables no pueden oponerse solos desde su debilidad, en todos los aspectos, a los conglomerados inmensos que constituyen estas empresas multinacionales (la multa a pagar de Bayer nos habla de su poderoso tamaño). Es necesario un acompañamiento de la justicia, el cual, por el momento no ha sido tan importante como para frenar el continuo avance de un modelo desvastador, incluso para los utilizadores y defensores del producto.

El 16 de junio, día del nacimiento del Dr. Carrasco, se proclamó el Día de la Ciencia Digna, en honor a su trabajo y a su lucha, por poner su ciencia como escudo de los vulnerables y las víctimas.

Desde su fallecimiento en 2014, a los 67 años, vemos cómo el mundo ha ido evolucionando hacia una vía coincidente con sus postulados. Tal vez en algún momento lleguen los honores oficiales por haber sido una de las sabias voces en proclamar alto y fuerte los efectos de esta molécula en la salud de las personas.

Esperemos que las nuevas generaciones puedan ser mejores en relación con estos aspectos. Lamentablemente, hay daños masivos irreversibles tras décadas de destrucción. Tal vez sea posible llegar a acuerdos que protejan la salud de quienes quedan encerrados en los círculos nefastos de las fumigaciones, pienso en aquellos pueblos de gente humilde y noble que cada día sufren en silencio, en el norte salteño por ejemplo.

Para más información ver en:

Exigí Deforestación Cero en el norte argentino

Bayer acepta pagar 11.000 millones de dólares a las víctimas del herbicida Roundup en Estados Unidos

https://elpais.com/sociedad/2020-06-24/bayer-acepta-pagar-11000-millones-de-dolares-a-las-victimas-del-herbicida-roundup.html

Pesticides: la moitié des produits à base de glyphosate interdits dès 2021 en France

https://www.capital.fr/entreprises-marches/pesticides-la-moitie-des-produits-a-base-de-glyphosate-interdits-des-2021-en-france-1357214

Glyphosate: la justice interdit la vente et utilisation d’un Roundup de Monsanto

https://www.france24.com/fr/20190116-france-justice-interdiction-vente-utilisation-round-up-360-bayer-monsanto

Glyphosate-Based Herbicides Produce Teratogenic Effects on Vertebrates by Impairing Retinotic Acid Signaling

https://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/tx1001749#

Andrés Carrasco, científico y militante: gracias

https://www.lavaca.org/notas/andres-carrasco-cientifico-y-militante-gracias/

Andrés Carrasco – Ciencia Disruptiva

https://www.facebook.com/carrascofilm/