La Cámara Federal de Apelaciones de Salta falla a favor de represores

Joaquín Guil.

Joaquín Guil y Virtom Modesto Mendíaz fueron favorecidos con la falta de mérito en el caso del asesinato de Ángel Esteban Rodríguez Concha, en 1976.

Los represores salteños Joaquín Guil y Virtom Modesto Mendíaz fueron favorecidos por la falta de mérito en el caso del asesinato del estudiante de la UNSa Ángel Esteban Rodríguez Concha, ocurrido en septiembre de 1976. La Cámara Federal de Apelaciones dictó el fallo.

Según informó Nuevo Diario, Rodríguez Concha cumplía tareas administrativas en Policía de la provincia y estudiaba Ciencias Económicas en la UNSa. El 29 de septiembre de 1976 fue encontrado sin vida. El hecho fue señalado por la fiscalía como responsabilidad de Guil, por “haber intervenido y haber conocido en su carácter de jefe de la Unidad Regional Centro y Jefe del Departamento de Operaciones de la policía de Salta, del operativo que terminó con el secuestro y desaparición de Ángel Esteban Rodríguez Concha, quien habría sido ilegalmente privado de libertad desde la Universidad Nacional de Salta, sin que se tuviese más noticia del nombrado”.

Guil era el jefe del área de Seguridad, y quien tenía el control de la policía. Mendíaz era el jefe de la Policía.