La exdiputada volvió a la carga en las redes sociales y se quejó de la decisión de postergar la reanudación de las actividades religiosas en CABA. Llamó a romper la cuarentena porque «Jesús es el que sana y cura».

Elisa Carrió reapareció en Twitter para exhibir su molestia con la decisión de Horacio Rodríguez Larreta de dejar para el miércoles 22 el primer paso de la reanudación de las actividades religiosas y con alcance limitado: tareas administrativas, celebraciones online y rezo individual.

En ese marco la dirigente de Cambiemos recurrió a las redes sociales para difundir los mensajes de Dios: «Si la sagrada comunión no puede darse en los templos debe darse en las calles porque Jesús es el que sana y cura», escribió bajo el título «El templo es el mundo». Y coronó su tuit con otra frase: «El Santísimo está secuestrado».