Kinesiólogos y fisioterapeutas de Salta piden mejora de los aranceles

Señalan que más de 200 son perjudicados por los bajos cobros de las empresas nucleadas en la Cámara de Empresas de Salud.

Desde la Asociación de Kinesiólogos y Fisioterapeutas de Salta se declararon en estado de alerta y señalaron que los aranceles bajos que pagan las empresas nucleadas en la Cámara de Empresas de Salud y Medicina Ambulatoria de Salta los estarían perjudicando. Mediante un comunicado instaron a las empresas a mantener el diálogo con los profesionales de este sector y a «reconocer el justo pedido de mejoramiento de los aranceles profesionales de los colegas».

El kinesiólogo Luis Alejandro Rojas señaló a Nuevo Diario que actualmente «ni siquiera se respeta el mínimo propuesto por el Colegio de Kinesiólogos», y advirtió que las falencias del sistema obedecen a la falta de un ente regulador que controle los requerimientos mínimos: «No hay ningún tipo de protección de los profesionales, ya sea en la calle o en la casa de los pacientes».

«Hay kinesiólogos que decidieron hacer paro por esta situación, e inmediatamente las empresas les quitaron sus pacientes, dejándolos prácticamente sin trabajo», detalló Rojas. En Salta, son más de 200 los profesionales kinesiólogos que trabajan en modalidad domiciliaria.

Luego acotó: «El principal problema no es sólo los ingresos que actualmente no son rentables para ninguno de los profesionales, y los aumentos nunca son graduales o progresivos de acuerdo a la situación económica, sino que se lo hace a medida que las empresas quieren o tienen ganas o de acuerdo a la necesidad de las mismas».