Se trata de cientos de kilos de productos destinados a la alimentación de pacientes del Hospital Materno Infantil.

La denuncia pública realizada por el gerente del nosocomio, Federico Mangione, quien incluso comentó que todo podría tratarse de un “apriete” por parte de Brunetti debido a una deuda millonaria que mantiene el Materno Infantil con la firma frigorífica.

Dos meses atrás hallaron cientos de kilos de carne en estado de composición que fue llevada hasta el hospital para el consumo humano. Serían alrededor de 300 kilos de carne cuyo estado de putrefacción fue constatado por personal de Bromatología.

Tras los dichos de Mangione intervino la justicia salteña. El Ministerio Público Fiscal de Salta informó en horas pasadas que la fiscal penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Verónica Simesen de Bielke “tomó intervención de oficio y ordenó distintas diligencias en la causa que investiga la posible comisión de hechos ilícitos por parte del establecimiento cárnico”.

Nota relacionada:

Puso en riesgo a todos los pacientes | Brunetti envió 300 kilos de carne podrida al Materno Infantil