Ocurrió en la Plaza San Martín de San Salvador de Jujuy. El grupo de avanzada de los policías vestían trajes especiales para evitar posibles contagios durante la reprimenda.

Confirmando las teorías de Michel Foucault, el Poder usa los avances tecnológicos para garantizar subordinación. Es lo que ocurrió ayer en la plaza San Martín de la capital jujeña en donde la policía persiguió a jóvenes que violaron la cuarentena con trajes especiales para evitar posibles contagios.

Según informó la policía de esa provincia, antes de iniciar la persecución, los agentes les advirtieron sobre la necesidad de someterse a la cuarentena y recibieron insultos y agresiones con lo cual arremetieron. “Las imágenes parecían sacadas de una película. Por un lado, los policías vestidos de blanco tratando de atrapar al grupo de chicos y, por el otro, los jóvenes corriendo en diferentes direcciones con tal de escapar y no ser arrestados”, resaltaron distintos medios.

El resultado del operativo fue el arresto de tres personas. Según trascendió, después de que se disponga la cuarentena, las autoridades decidirán si la completan en sus casas o detenidos.