La idea surgió en la gira del presidente a Francia donde rige una ley análoga para expresiones negacionistas del Holocausto. De sancionarse, el negacionismo del actual ministro de Seguridad de Salta sería sancionado.

Ni bien surgió el nombre del coronel retirado Juan Manuel Pulleiro como potencial ministro de Seguridad de la provincia, las voces de los organismos de DDHH salteños no se hicieron esperar por razones obvias: admirador público del excarapintada Juan José Gómez Centurión, se mostró opositor a los juicios por crímenes de lesa humanidad de la última dictadura cuando vía retuits objetó la versión “tuerta” del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, le “pidió perdón” a los detenidos por los crímenes de la dictadura, reivindicó en público el Combate de Manchalá que en el marco del Operativo Independencia inauguró los procedimientos del terrorismo de estado en los años 70 y hasta lo compara con la gesta de Belgrano y Güemes durante la Independencia.

No extrañó que los organismos de Derechos Humanos lo definieran como negacionista y cuestionaran que no sea un civil el encargado de conducir a los más de 11 mil policías salteños. El reclamo no fue tomado por el gobernador Sáenz quien lo designó en el cargo. Su negacionismo, sin embargo, deberá reprimirse de prosperar la ley que el Presidente Alberto Fernández prometió analizar tras su paso por Francia y que le fue acercada por organizaciones de Derechos Humanos en París: copiar el modelo francés contra los negacionistas de la Shoa. “Nunca lo había pensado, seguilo”. Esa fue la orden que el Presidente le transmitió a la ministra de Justicia Marcela Losardo.

La ley francesa -que tiene análogas en Alemania, Suiza, Austria, Bélgica, España, República Checa, Israel, Liechtenstein y Letonia- prevé penar las expresiones negacionistas en todo ámbito que no sea privado e impide cuestionar el número de víctimas del Holocausto; en cualquier plataforma pública. También penaliza otros delitos de odio, como la xenofobia. La propuesta de las organizaciones tuvo buena recepción por parte del Presidente.