Jóvenes se incorporan al Ejército | Se inscribieron el año pasado y por la pandemia muchos no ingresaron

El ingreso significa una ayuda económica importante para cientos de jóvenes que no consiguen incorporarse al mercado laboral. Largas filas en la vereda de los cuarteles en Avenida Arenales.

Aunque a muchos los atravesara la vocación castrense, la verdad es que también son varios los que desean mejorar su existencia. Tienen chances: la incorporación al Ejército supone cobertura sanitaria y social, un haber mensual más suplementos de acuerdo a la región donde preste servicios, aportes previsionales, posibilidad de vivir en la misma unidad donde se desempeña más apoyo y flexibilidad posible para completar sus estudios secundarios en caso de no haberlos finalizado.

El Soldado Voluntario puede desempeñarse como tal hasta la edad de 28 años, cuando indefectiblemente deberá dejar la Fuerza. Previamente, antes de cumplir los 24 años, podrá decidir continuar en el Ejército más allá de la mencionada edad pudiendo continuar la carrera de suboficial en la Escuela de Suboficiales del Ejército “Sargento Cabral” o de oficial, en el Colegio Militar de la Nación.