Foto: Facebook Gabriela Jorge

Frente a las disyuntivas dentro del Partido Obrero, la diputada provincial mandato cumplido disparó contra la dirección nacional y sus aliados provinciales. Negó que la fracción pública esté llevando adelante actividades paralelas.

Gabriela Jorge, dirigente de la fracción pública del Partido Obrero, visitó los estudios de FM Capital para dialogar con Cuarto Oscuro sobre la crisis del partido y el escenario que avizora.

Municipalidad de Salta

En primer lugar, se refirió a las tensiones al interior del Partido Obrero planteando que “tiene que ver con una crisis que atraviesa a nuestro partido, las discusiones jamás en nuestra historia se cerraron cambiando una cerradura”.

Explicó que, a nivel nacional, la dirección expulsó a los militantes de la fracción pública, pero que, en la provincia, “como tenían minoría, no tuvieron otra opción que retirarse”. Y añadió que “lo hicieron con métodos que no son propios para nuestro partido, como el cambio de la cerradura de la oficina en la Legislatura”.

“Ayer se hizo una reunión [internacional] con algunos partidos hermanos para tratar de establecer un abordaje de la crisis”, comentó y adosó que “esas organizaciones ya se habían manifestado en contra de que se hayan expulsado a los mil militantes”.

Jorge afirmó que “la unidad de acción, nunca puede ser un mismo pensamiento” y desmintió que la fracción pública esté llevando adelante actividades paralelas. Para sostener su defensa, justificó: “Por ejemplo, hace tres sábados se anunciaban estas expulsiones solapadas, e inmediatamente después de eso teníamos la visita de Romina del Plá a Salta y recibimos a la compañera”.

Por último, hizo mención a sus consideraciones sobre el escenario nacional y mundial. “El régimen capitalista está en una etapa de decadencia final”, sentenció y luego aseguró que “hay una situación enormemente convulsiva que interpela directamente a la izquierda, que está, efectivamente, ante un desafío enorme”.