El presidente del Banco Macro aseguró que la medida provocará «una rebelión fiscal como nunca se ha visto».

Jorge Brito es el presidente del Banco Macro. Posee el monopolio de las finanzas salteñas, maneja la plata de todos los trabajadores estatales de Salta. También se queja del aporte extraordinario que se cobraría a las grandes fortunas si es que el Congreso aprueba el proyecto de ley presentado por el oficialismo nacional.

Municipalidad de Salta

Para Brito «lo que está en discusión no es el porqué sino el cómo». «Es decir, de qué modo el sector empresarial nacional y el extranjero que está radicado en nuestro país debe acompañar al gobierno en este momento», aseguró.

«El camino que ha elegido el gobierno es, cuanto menos, equivocado. Y es errado por varios conceptos en los que se funda la propuesta. Primero, se eligió como manifestación de riqueza el patrimonio de aquellos que tienen más que una determinada cifra de activos. Pero resulta que esto no es por primera vez sino que se hace a menos de 9 meses de haber establecido un aumento en la tasa del impuesto a los bienes personales, que pasó de 0,25% a 1,25% para los bienes en Argentina y al 2,25% para los bienes en el exterior. Este aumento no es por única vez, porque este impuesto se cobra todos los años y se va a seguir cobrando. O sea, ya se impuso un sacrificio adicional en la imposición de este tipo de bienes que lo llevó a una tasa confiscatoria», dijo Brito.

En una entrevista con Infobae, el banquero agregó que «se hace esto en un país que ya viene con la carga de una muy alta presión impositiva». «O sea, no es un impuesto nuevo en un país con una tributación sencilla, sino otro impuesto más, que aunque sea por única vez, se da en un país con una alta tributación y una gran cantidad de impuestos», manifestó.

«Si se busca que el país siga con una economía mixta, esto es, privada y estatal, la creación de este impuesto sólo agrega más elementos a aquellos que quieren irse del país. Ahora, si lo que se busca es que todo pertenezca al Estado, esta discusión no tendría razón de ser. No se puede castigar doblemente a aquellos que, además de estar pagando una tasa realmente alta, deben a su vez aplicar esos fondos privados a la generación de nuevos emprendimientos que, obviamente, generarán nuevos trabajos», expresó.

«Creo que la sanción de la ley, tal como la propone el diputado que la tiene a su cargo, sólo creará una rebelión fiscal como nunca se ha visto y posiblemente no se cobre nada o poco y sólo se mediatizará nuevamente una guerra entre el Gobierno y los empresarios que no llevará a nada, irritará a la gente y nos acercará un paso más al precipicio», sentenció.

Te puede interesar: 

Diez veces más de lo que paga Santa Fe | Zapata: Salta le entrega fortunas al Banco Macro