Rubén Palmero.

Se trata de Rubén Waldino Palmero, de 46 años. Bajo amenaza de muerte intentó abusar de este muchacho que se salvó tras golpearlo con un ladrillo en la cabeza.

En las últimas 24 horas dos casos aberrantes que implican a ediles salteños estuvieron en las tapas de todos los portales. Uno es el del concejal oranense “pro vida” y “pro familia” que intentó abusar de una chica de 17 años. El otro, muy similar, es el de un concejal de Joaquín V. González, a quien imputaron por la comisión del delito de tentativa de abuso sexual simple, en perjuicio de un menor.

Municipalidad de Salta

Según detalla el Ministerio Público Fiscal de Salta, la denuncia contra Rubén Waldino Palmero (46) la hizo el padre de la víctima, un mozalbete de 16 años. Según el testimonio de este adolescente, el domingo Palmero circulaba en motocicleta por el pueblo. Entonces al cruzarlo en la calle, el concejal le ofreció llevarlo hasta el Río Juramento y el menor se negó. Palmero insistió luego en llevarlo hasta su domicilio y el muchacho aceptó.

“El acuso se desvió y lo llevó hasta el camino vecinal que lleva al paraje El Algarrobal, donde el acusado bajó y comenzó a amenazar a la víctima con someterlo sexualmente o lo mataría, con un hierro en la mano. Empujó al menor contra unas chatarras de autos y en ese momento, el joven aprovechó para propinarle un golpe con medio ladrillo en la cabeza. Después de un forcejeo, el chico resultó con lesiones y logró escapar”, indica la web del MPFS.

Hubo testigos en la zona que confirmaron el ingreso de Palmero y su víctima en motocicleta al basural. También escucharon pedidos de auxilio. “Una de esas mujeres llamó a la policía, pero el acusado ya había escapado del predio”, relata la crónica policial.

Sobre Palmero, quien además es docente, se sabe que habría acosado a otros menores. Esta no sería la primera vez, aunque no se conocen denuncias previas por abuso. Al muchacho que intentó violar sólo lo conocía “de saludo” y además le había ofrecido un trabajo de desmalezamiento.

Tras hacerse pública la denuncia el edil se entregó a la justica y permanece detenido. La fiscal penal de Joaquín V. González, María Celeste García Pisacic presidió la audiencia de imputación a la que Palmero asistió con su defensa. El acusado se abstuvo de declarar.