Javier David sin rodeos | “Yo voy a ser candidato a gobernador”

Reapareció el diputado nacional. Enfatizó que el fracaso de Cambiemos en el país afecta al macrismo salteño representado por Gustavo Sáenz y Martín Grande. También habló sobre sus charlas con Sergio Leavy para conformar una fórmula en el 2019.

El legislador nacional habló con La Gaceta de Salta a quien ratificó que aspira a armar un frente amplio que reintegre al Frente Para la Victoria y a expresiones que hoy no están representadas por partidos.

Según el diputado, la política de Cambiemos fracasó y ello afecta a referentes de ese espacio en la provincia: “El fracaso del gobierno de Cambiemos tiene sus representantes en Salta. Sin duda alguna, Martín Grande, Gustavo Sáenz, Miguel Nanni le han pedido el voto a la gente para Cambiemos y forman parte del esquema Cambiemos en Salta. La crisis entonces tiene un impacto profundo. Un modelo que ajusta, que termina generando que la gente no pueda llegar a fin de mes o que sienta que está peor que antes, sin dudas impacta en la política local. Así como en su momento se decía que Macri iba a ser un tren imparable, tanto Sáenz como Martín Grande se sumaban e hicieron campaña hace un poco más de siete meses con carteles pegados con Macri. La política argentina tiene sus vaivenes, pero bueno, falta mucho todavía. No va a ser fácil ganarle a Macri en el 2019, hay que hacer un frente muy amplio. Desde el justicialismo tenemos la obligación de expresarle a la gente un proyecto superador y no tenemos que quedarnos solamente en la crítica hacia el gobierno nacional».

Sobre cuáles serían los aspectos que el justicialismo salteño debe replantearse de cara a las elecciones, el legislador nacional reflexionó que allí donde hay gestiones justicialistas largas, allí empiezan a quedar afuera muchos sectores  los que hoy debe reinsertarse. “No sólo el justicialismo, porque creo que hay que hacer un frente muy grande ya que hoy los sellos partidarios valen muy poco. Creo que hay que incorporar a gente que por ahí milita en temas que no son partidarios. Hay que hacer un gran proyecto provincial que seduzca, que la gente vea que hay futuro y que vean que en Salta podemos hacer un montón de cosas que en Salta todavía faltan”.

Con respecto a sus personales pretensiones de cara al 2019, Javier David evitó los rodeos y fue al grano: “Yo voy a ser candidato a gobernador. Lo tengo asumido y lo tengo claro (…) Yo aspiro a liderar un proyecto muy inclusivo donde se incorporen todos aquellos que tengan ganas de participar en sus distintos ámbitos para dar respuesta a lo que los salteños necesitamos. Me creo preparado para hacerlo, pero creo que también tenemos una oportunidad enorme de cambiar la mecánica normal de cómo se trabaja el poder en Salta. Esta idea de que hay cuatro o cinco que manejan todo y hacer algo mucho más horizontal, mucho más democrático”, enfatizó.

Ante semejante definición y la recordada foto de hace unos meses con Sergio Leavy que dispararon los rumores de una potencial fórmula con el tartagalense, David habló de su relación con el también diputado nacional por Salta: “Con él hablo bastante. Los dos coincidimos que tendríamos que tratar de llevar un frente común, sin hablar de candidaturas por ahora. Él quiere ser gobernador, es legítimo, y yo también. Pero bueno, todo el mundo en política sabe cuánto vale cada uno, sobre todo en el momento de armar las listas. Aspiro a que podamos incorporar a todos aquellos que sientan que Salta debe ir por un camino que no es el que marca Cambiemos en Salta, que no es lo que pretende Macri, Sáenz o Grande, sino un camino que tenga que ver con nuestra idiosincrasia, con nuestra manera de pensar y con las grandes transformaciones que se han hecho desde el justicialismo”.

“¿Cambiemos no entendió lo que necesitaba Salta?”, fue la última pregunta que le realizaron a David quien respondió de la siguiente forma: “Cambiemos no entiende el país. Tiene un problema de entender cómo se vive fuera de la Capital Federal. Las mayores discusiones que tenemos en el ámbito de la política de qué es lo que pasa en las provincias ocurren por ese lugar. Cambiemos te puede decir que si una industria en Salta tiene problemas económicos “bueno, ciérrenla”, y no entiende que detrás de eso hay 500 personas. Y después desperdicia miles de millones de pesos en la timba financiera y en los sectores financieros de la capital. Ahí hay una realidad de país que nosotros no compartimos”, finalizó.