“Investigación, inversión y encadenamiento ‘hacia atrás’” | Cómo aprovechar el litio salteño según Emiliano Estrada

El recurso que el mundo demanda abunda en Salta. El economista y precandidato a diputado nacional del Frente de Todos trató en un libro cómo aprovechar el mismo para incrementar las pymes, los trabajos con salarios altos y la recaudación fiscal.

El mundo entero considera a nuestro país como uno de los poseedores del recurso natural estrella ante el auge de las energías renovables que requiere del mineral para la producción de baterías eléctricas. Salta, Jujuy y Catamarca concentran el mineral y son claves para los planes nacionales: lograr que en el 2030 Argentina abastezca al 17% de la demanda mundial, mientras hoy la provisión es del 7%. Durante los últimos meses los anuncios abundan, aunque las inversiones no terminan de concretarse en proyectos productivos.

El economista salteño y precandidato a diputado nacional abordó el asunto. “Con respecto a la minería, se abre un importante potencial en la industrialización de la producción local. En particular, la industrialización del litio, muy abundante en el NOA, con amplios usos en la producción de baterías, medicamentos y aleaciones con otros metales constituye una vía de agregado de valor a la minería local y desarrollo con alto impacto en las comunidades locales. El momento resulta inmejorable, debido a los avances que se vienen registrando en el ámbito de las capacidades de almacenamiento de energía disponibles, algo a lo que el mundo se encuentra abocado como consecuencia de la necesidad de avanzar en el uso de energías renovables para encarar la problemática del calentamiento global”, destacó en su libro “Salta productiva” recientemente publicado. (Editorial Autores de Argentina, 2021, pág.112)

En el mismo capítulo del trabajo al que Estrada tituló “Caracterización Socioeconómica y productiva”, el economista resalta lo siguiente: “Las baterías de litio pueden cumplir un rol fundamental en la medida que se logre avanzar en mejoras en la relación capacidad de almacenamiento/costo de producción, para lo cual se requiere investigación e inversión, siendo un segmento donde la Argentina podría registrar ventajas comparativas, combinando el insumo primario en la producción de baterías con un importante stock de capital humano con capacidades para avanzar en la materia”.

“Otro de los desafíos para las provincias del NOA consiste en poder desarrollar un encadenamiento ‘hacia atrás’ de la minería, que permita desarrollar una cadena de proveedores de bienes y servicios del sector minero que permitan generar desarrollo en las provincias de Jujuy, Salta y Catamarca, basado en el crecimiento de PyMES que generen empleo calificado y riqueza en estas provincias con atrasos importantes en lo que respecta al sector privado. La apropiación local de estos servicios tiene efectos positivos en todas las ramas de la economía producto de sueldos promedio por encima de la media que permite mejorar el poder adquisitivo local que se traduce en el sector de comercio y servicios locales. Por su parte, la generación de riqueza de empresas locales tiene impactos directos en la recaudación provincial y en sectores atractivos para la inversión como es la construcción, volviendo a regenerar el círculo virtuoso y el multiplicador de la inversión”, sentencia el escrito.