El tocoginecólogo se negó a brindarle el derecho a la salud aduciendo que él no atendía a varones. El INADI gestiona la urgente atención de la víctima del acto discriminatorio e ilegal.

La población trans en nuestra provincia acumula actos de discriminación en la educación, en el trabajo, en la esfera familiar y también en la salud pública. Fue el caso del varón trans que ayer realizó la denuncia en la delegación local del INADI que conduce Gustavo Farquharson quien ya tomó cartas en el asunto.

El hecho discriminatorio, sin embargo, ocurrió la semana pasada cuando la víctima – de genitalidad femenina – concurrió al Hospital Materno Infantil a realizarse unos estudios ordenados por otro profesional y choco contra los prejuicios de un médico tocoginecologo que se negó a realizarle los estudios bajo “la argumentación de que no atiende varones”, negándole así el derecho a la salud.

El INADI ya tomó intervención en el caso puntual y articuló esfuerzos con organismos del Estado con el objeto de garantizar la atención al paciente, pero manifestó también la imperiosa necesidad de formar al personal de la Salud de los Hospitales Públicos de la Provincia en un trato respetuoso en los Derechos Humanos y más específicamente en los derechos garantizados y respaldados por la Ley de Identidad de Género 26.743.

“Es obligación del Estado a través de sus instituciones ir allanando el camino al acceso a los Derechos de las personas trans para lograr finalmente la verdadera inclusión y Garantía de sus Derechos”, enfatizaron desde el organismo.