La empresa se excusó argumentando que estaban “colgados” de la línea eléctrica y fueron los vecinos quienes denunciaron la irregularidad.

El día viernes el portal web Informate Salta titulaba: “Al cortar una conexión clandestina, descubrieron a una niña electrodependiente”. Eso sucedía durante la mañana y en la zona sudeste de la capital salteña.

La niña a la que referían precisa oxígeno en todo momento y ante la falta de suministro eléctrico corría riesgo su vida.

Desde la empresa alegaron desconocer la situación y según declaraciones de Hugo González, gerente de Relaciones Institucionales de EDESA, se les cortó la luz dado que se encontraban “enganchados” de la línea de distribución central, según las denuncias que hicieron vecinos ante la misma empresa. Así lo explicó Nuevo Diario en su edición de hoy sábado.

Además alegaron que hay 160 clientes electrodependientes a quienes no se les cobra el suministro, y que el caso de la niña de zona sudeste era desconocido para la empresa.

Permanece estable

La niña actualmente está internada en el Hospital Materno Infantil. Daniel Romero, gerente del Hospital Papa Francisco, comentó que tras comunicarse con el Centro de Salud de la zona (en Finca Independencia) “se la atendió y se llamó al SAMEC para que envíen una ambulancia y llevarla al Materno Infantil porque necesita terapia si la situación es extrema”.

Desde el Materno indicaron: “Es una bebe que nació prematura, estuvo bastante tiempo internada en el Hospital y se fue de alta para internación domiciliaria”.