A la par de una inflación creciente, desde diciembre de 2015 se observa una caída salarial que ya llega al 16 por ciento.

El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) es un organismo de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET). Realiza mediciones mensuales y para el mes de junio ya presentó su informe.

El documento del IET señala que el mes pasado la inflación fue del 2,7% y en la primera mitad del año acumuló un 22,8%. La medición interanual nos da un incremento del 55,7%.

En el informe señalan que “si la inflación fuera del 2,5% mensual en el segundo semestre, a fin de año habría un alza acumulada del 42,4%, lo cual, nuevamente se convertiría en el año más inflacionario desde 1991, quedando sólo por detrás del año pasado que tuvo una inflación anual superior”.

A este panorama inflacionario para nada auspiciante hay que sumarle la caída de los salarios. Entre noviembre de 2015 y junio de 2019 el salario real cayó 16,4%. Nicolás Trotta, rector de la UMET, señaló al medio Tiempo Argentino, que “comparado contra el mismo mes del año pasado, en junio de 2019 el salario real cayó 8,8 por ciento” y explicó que “si bien parece haber dejado de caer respecto a mayo teniendo en cuenta que el dólar pasó de 47 a 43 pesos, el deterioro acumulado es enorme y el más profundo desde 2002”.