Hace 8 meses que espera el juicio y tiene prisión preventiva. Fue liberado la semana pasada porque tras las lluvias las celdas “no estaban en condiciones”.

Se trata de la Comisaría 21, en Pichanal. Ahí permanecía recluido hasta hace unos días un hombre imputado por abusar sexualmente de una menor de 7 años. Hace 8 meses que esperan a que sea juzgado.

Municipalidad de Salta

Según señalan los medios oranenses, el 7 de enero, la menor que fue víctima de este energúmeno -y que es su vecina- lo vio libre, luego dio conocimiento a sus padres y estos se presentaron en la comisaría para consultar qué había sucedido.

La explicación que les dieron roza lo insólito: tras ocho meses preso, liberaron al violador porque “en la comisaria había llovido y las celdas no estaban en condiciones”.

“Mi hija me dice que el tipo estaba en el patio de su casa, y solo nos separa un alambrado, no entiendo cómo pudieron dejarlo violar la perimetral que ordenó la justicia”, contó el padre de la niña a Radio La 10 Orán.

“Le pregunté al oficial si sabía de la causa, y me contestó que si. No entiendo como no midieron el peligro y lo que hubiese pasado si ese infeliz la tocaba otra vez”. Resaltó. Señalan que el padre realizó una denuncia por incumplimiento de la ley, y poner en riesgo a una menor.

La noticia ya cobró relevancia nacional y medios como Clarín ya comparten la información. En la edición web titularon: “En Salta mandaron a un abusador a la casa porque se llovía su calabozo: vive al lado de la nena que atacó”.