Laura Alonso lanzó otra polémica frase al decir que no se meten en las investigaciones contra funcionarios del Gobierno por “decisión” propia del organismo que, paradójicamente, debería velar por esclarecer actos de corrupción.

La titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, admitió públicamente que el organismo que preside tomó la “decisión” de no aportar datos en investigaciones de corrupción que involucran a funcionarios de Cambiemos.

En una entrevista con el periodista oficialista Luis Majul, la ex diputada del PRO dijo que buscan “preservar cualquier tipo de sospecha o duda”. “En este momento no estamos querellando en ninguna de esas causas”, reconoció Alonso y ratificó su parcialidad al macrismo.

De hecho, existen varios ejemplos para dar cuenta de la simpatía de la funcionaria con Cambiemos. Para que Alonso llegara a la OA, el presidente Mauricio Macri eliminó por decreto la condición de que la oficina debía ser manejada por alguien con título en abogacía, algo que la actual titular no cumplía.

Otro ejemplo de la parcialidad de Alonso nos remonta a la desvinculación que hizo la propia OA al presidente Macri en la negociación del Poder Ejecutivo y Correo Argentino S.A. En medio del escándalo por la condonación de deuda, Alonso decidió que el Gobierno no tenía nada que ver en la maniobra para que el Estado Argentino renunciara al cobro del 98 por ciento de la deuda.