Ingenio San Isidro: 80 casos positivos | “Ojalá nos escuchen y actúen, de lo contrario en Salta seremos un espejo de Ledesma”

Diego Ruiz (izquierda) - Mariano Cuenca (derecha).

Fue el pedido del secretario General del Sindicato de Obreros del Azúcar del Ingenio San Isidro, Mariano Cuenca. El sindicalista aseguró que el propietario del ingenio, Diego Ruiz, tiene un desprecio absoluto por la salud y la vida de los trabajadores.

La situación sanitaria del departamento de General Güemes se complica desde hace un par de semanas acumulando – hasta anoche – 256 casos. Para algunos, el foco del brote se halla en el ingenio San Isidro. Es la opinión de Mariano Cuenca, titular del Sindicato de Obreros del Azúcar del Ingenio San Isidro, quien hoy dialogó con el programa Cuarto Oscuro que se emite por FM La Cuerda (104.5). “Veníamos alertando a las autoridades locales y provinciales sobre la grave situación en materia de higiene y seguridad laboral que existe en todos los sectores de la empresa y de que el ingenio iba a ser el principal foco de contagio del departamento”, dijo a modo de introducción.

En ese marco, aseguró que la situación que se está viviendo deja a las claras cuáles son las intenciones del propietario de la firma ubicada en la localidad de Campo Santo, a 45 kilómetros de la Capital salteña. “El día viernes, el señor Diego Ruiz, que es el dueño del ingenio, manifestó en una entrevista que no cerrará el ingenio y sus palabras textuales fueron las siguientes: ‘que tratará de que los trabajadores que no están enfermos se enfermen lo más despacio posible’. Lo único que hace este señor es justificar su avaricia. Es increíble el contraste con otras empresas. La sucursal del Banco Nación en Güemes, por un solo caso positivo aisló a todos y cerraron la entidad como lo marcan todos los protocolos”, comparó.

Cuenca fue consultado sobre los números que el gobierno provincial difunde: 259 casos en el departamento de Güemes de los cuales 50 serían del ingenio. Hasta ayer eran poco más de 50 trabajadores. Hoy ya son más de 80 y existen centenares de casos sospechosos dentro del ingenio. En la primera tanda del test solo aislaron a los que dieron positivo y a los que dieron negativo los están obligando a trabajar doce horas para cubrir el faltante de personal. Ahora bien, estos trabajadores que dieron negativo en la primera tanda están junto a los que recientemente están testeando. O sea que de esta tanda saldrán positivos que convivieron con los negativos de la primera tanda a los que ahora no testean con la excusa de que ya los testearon. Así las cosas, sucederá que se contagiará todo el pueblo porque Campo Santo es muy chico”, advirtió.

Cuenca fue consultado sobre el antecedente dramático vivido en el ingenio Ledesma. “Allí tuvimos que lamentar la muerte de 11 compañeros y más de 300 contagiados dentro de ese ingenio. Y ese fue el principal foco para que se contagie la mayoría del pueblo de Ledesma. Y acá la reacción de la empresa es la misma: silencio y continuidad del funcionamiento de las actividades como si no pasara nada. Ellos están cómodos en su country de Tucumán con un desprecio absoluto por la salud y la vida de los trabajadores salteños y sus familias. Esperemos que las autoridades provinciales – a las que ya alerté – actúen con la mayor rapidez posible para que San Isidro cumpla como cualquier otra empresa los protocolos. Insisto: San Isidro ya tiene más de 80 casos positivos. Se trata de un turno completo. Ojala nos escuchen y lean las autoridades para que actúen y esto no termine en un Ledesma II, seremos un espejo de Ledesma”, advirtió.