Informe que desgarra | Las dimensiones invisibles de la pobreza no visualizadas por las políticas sociales

Un foro organizado por la UCA analizó los estragos que produce la marginalidad en la subjetividad de quienes son pobres: insatisfacción, sufrimiento, depresión, impotencia y paralización de la gente que no encuentra una salida.

En el marco de ese foro, el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina presentó el informe sobre la «Pobreza y desigualdad escondidas». El concepto hace referencia a deudas sociales relacionadas con «privaciones injustas que afectan el pleno ejercicio de las capacidades de desarrollo humano y de integración social».

En ese documento al que accedió el portal Infobae se revelan aspectos cotidianos que a continuación reseñamos:

1.- El 63,9% de los pobres indigentes (34,3%) y pobres no indigentes (29,6%) presenta un malestar psicológico que incluye síntomas de ansiedad y depresión;

2.- El 22,8% de los pobres y pobres indigentes sostiene que siente «infelicidad»;

3.- Un 73,6% de aquellos argentinos que viven en la pobreza perciben un sentimiento de «afrontamiento negativo». El informe de la UCA aclara que esto implica el «predominio de conductas destinadas a evadir ocasiones para pensar en la situación problemática sin realizar intentos activos por afrontar o tratar de resolver la situación».

4.- El 37,4% de los que viven en situación de pobreza presentan un síntoma de «creencia de control externo» que supone la convicción de que están a merced del destino y consideran que sus conductas están exteriormente dirigidas.

5.- Alto porcentaje de personas (68,9%) que tienen al menos tres carencias de déficit de apoyo social estructura, en tanto un 40% aproximadamente presenta carencias en el déficit de proyectos.