Incendios en el Delta del Río Paraná | Desde 2020 se quemaron más de 300.000 hectáreas

Foto: Télam

Así lo señalaron desde el Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). En los últimos días el fuego no ha parado y se cree que su origen es intencional.

Voceros de la UNR señalaron a la prensa que el humo llegó a la ciudad de Rosario luego de que se produjeran nuevos incendios en las islas pertenecientes a la provincia de Entre Ríos y en algunos puntos de Santa Fe.

Según se indicó, el humo retornó luego de que el viento virara hacia el sur, lo que favoreció la velocidad con la que avanzó la “cortina negra”. En ese contexto los focos se replican a la altura de las localidades de San Lorenzo, San Nicolás y Villa Constitución, por lo que la región se ve colapsada por el humo.

Esta lunes, el puente Rosario-Victoria amaneció con una visibilidad prácticamente nula debido a la densidad del humo presente. Y debido al mismo, la visibilidad se encuentra reducida por lo que desde Seguridad Vial piden extremar las medidas de precaución para conducir.

Las fuentes precisaron, a su vez, que el principal foco ígneo en actividad se encuentra a la altura de la localidad santafesina de Pueblo Esther, ubicado en las afueras de Rosario, donde desde el 2020 se han quemado en total más de 300.000 de hectáreas, de acuerdo a datos del Observatorio.

A partir de distintas investigaciones y denuncias presentadas ante la Justicia, el Gobierno advirtió que las quemas se realizan, entre otras cuestiones, para preparar el terreno para distintas actividades que abarcan negocios inmobiliarios y la producción agrícola y ganadera.

Fuente: Télam