Walter Mamaní

Se trata de un funcionario que le brindó información sobre el accionar judicial al comisario Mamaní, quien fue acusado de abuso de armas agravado, privación ilegítima de la libertad, falsedad ideológica y vejaciones agravadas con fines de venganza.

El caso del comisario Walter Mamaní tomó relevancia en las semanas pasadas. Este uniformado, junto a otros secuaces, trató de armar una causa falsa contra el hijo de la dueña de un canal de TV en Apolinario Saravia a modo de venganza. Lo acusó de intentar atropellar a un policía y de manejar de manera imprudente. Las imágenes de las cámaras de seguridad mostraron lo contrario. Incluso mostraron que Mamaní se bajó a los tiros de una patrulla e intentó amedrentar al muchacho que posteriormente detuvieron ya en su domicilio y se lo llevaron a la comisaría sin mayores razones que el capricho de los uniformados.

Tras el hecho, Mamaní fue apartado de su cargo cuando las imágenes de las cámaras de seguridad mostraron que había mentido al asegurar que la detención del joven se había producido por agresiones. Se le acusó de abuso de armas agravado, privación ilegítima de la libertad, falsedad ideológica y vejaciones agravadas con fines de venganza. Terminó imputado por la fiscal Verónica Simensen de Bielke. Hoy, este caso tiene un nuevo capítulo.

Desde el Ministerio Público Fiscal de Salta informan que la fiscal penal de Derechos Humanos antes mencionada, imputará a Sergio Dantur por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento agravado en concurso real. Dantur se desempeña como uxiliar fiscal de la Fiscalía Penal de J.V. González – Delegación Apolinario Saravia.

Tras un peritaje del celular de Dantur, determinaron la existencia de chats entre el contacto “Com. Mamaní” y este auxiliar fiscal, quien se identificaba en los mismos con el nombre falso “Aurelio Casillas”. En definitiva, Dantur mantuvo largas conversaciones tanto por mensajes de texto como de audio para darle información sobre el estado de la causa que involucraba al comisario y pormenores de la investigación que llevaban adelante desde la fiscalía.

Entre los intercambios entre el auxiliar fiscal y Walter Mamaní, hay uno en el que el policía pide a Dantur un oficio judicial que diga: “que en la causa… no se tomaron medidas en contra del Comisario LI 13691 Walter Mamani en consecuencia de haberse declarado la nulidad de los actos procesales”. Otro mensaje de Mamaní dice: “Hola Sergio, hoy declararon los changos en JV, yo mañana aquí en Salta. Gracias, hoy ya los changos le tiraron al piso la causa, mañana ya me explayo yo y hago la solicitud de testigos. Es una fanática la fiscal pero no creo que quiera llevar a juicio una causa para perderla”.

Entre los mensajes de audio hallaron que Dantur le adelanta al imputado Mamaní las medidas dispuestas por Simesen de Bielke, tales como “…están pidiendo el libro de guardia, consultas, están pidiendo todo desde la Fiscalía de Derechos Humanos, están pidiendo el muestreo de todo, desde que él llegó, como salió, cuánto tiempo estuvo, o sea, es una cuestión que directamente hay que responderle desde lo que son los investigadores de los derechos humanos, eso vos ya sabés”. Y además, le garantizaba al comisario Mamaní: “ahí vos podes tranquilamente demostrar tu estado de inocencia en todo momento, si es que esta chica, la otra doctora inicia una acción profunda, vos ya tenés todo el armamento, vos ya conoces el tema, por eso te digo, que para mañana vos estés bien”.

A través de otro audio, Dantur le dijo a Mamaní: “Walter como estás, me estoy yendo a Salta, bueno lo veré el domingo, cualquier cosa que pase avísame, te encargo, y si querés venir a ver las actuaciones, yo las tengo en mi escritorio, decile a Seba que te de la llave y a la mierda, quédate tranquilo, compulsa como quieras, sino ya nos vemos el lunes o el domingo a la noche”.

En la imputación, cuya audiencia se celebrará mañana, Simesen de Bielke destacó los delitos en los que incurrió el auxiliar fiscal, incluso “confeccionado un oficio para deslindarlo de un sumario iniciado en otra causa penal y, poniendo a disposición del imputado Mamaní, la llave de la oficina de la sede de la Delegación para que el mismo ingresara un día domingo a compulsar las actuaciones”.