La propuesta es de Claudio Del Pla.

Cobrar un impuesto a los más ricos de la provincia parece una quimera. En los pasillos de la Legislatura los diputados oficialistas se tiran de cabeza para un costado de la ruta esperando que la iniciativa pase de largo y no los salpique de ninguna manera.

Municipalidad de Salta

El proyecto es del diputado provincial Claudio Del Pla, del Partido Obrero. Propone establecer una contribución extraordinaria a los grandes patrimonios y a las altas rentas pensando en que aporten a una colecta por la emergencia sanitaria ante la pandemia.

Nuevo Diario informó que la propuesta no prospera ya que no habría acuerdo por parte de los bloques mayoritarios Salta tiene Futuro y Gustavo Sáenz Conducción.

El matutino detalló que el proyecto busca que el impuesto se aplique a las personas humanas y sucesiones indivisas. El porcentaje dependerá de cada patrimonio.

Las alicuotas a aplicar serán de un 5 por ciento sobre el excedente del valor patrimonial total de $100.000.000 hasta un valor patrimonial de $600.000.000. Una tasa de 7,5 sobre el excedente del valor patrimonial total de $600.000.000 hasta$3.000.000.000. 10 por ciento sobre $3.000.000.000 hasta $50.000.000.000. Y una de 15 sobre $50.000.000.000. Las valuaciones de los bienes serán a precios de mercado al 31 de diciembre de 2019.

El proyecto también establece además una «contribución a las Ganancias Bancarias» aplicable por única vez a los beneficios de las entidades financieras y bancarias del sector privado. Esta surgirá de aplicar una tasa del 20 por ciento del resultado neto del ejercicio cerrado por dichas entidades en los últimos 12 meses hasta el 31 de marzo de 2020 inclusive. De igual modo se aplicará a las altas rentas por única vez a los beneficios empresariales y rentas de capital que superasen los $65.000.000.