El diputado provincial analizó el proceso sanitario que desembocó en el colapso de la salud pública.

Para el presidente del bloque Ahora Patria, el análisis de lo que ocurre debe realizarse a partir de los acontecimientos y las acciones tomadas desde el inicio de la emergencia. Distinguió los meses en donde la población, por temor a lo desconocido, acató las medidas dispuestas por el gobierno, aunque cuestionó la política comunicacional de entonces. “El gobierno mantuvo una estrategia comunicacional orientada a que el gobernador, o el gobierno que encabeza, cuidaba a la población y ésta no tenía de que preocuparse porque existía ‘un gobierno presente’. Luego empezaron a aparecer casos, que como es evidente vinieron desde afuera de la provincia. Allá por abril o mayo el gobernador indignado anunciaba que no iba a ingresar nadie más. Eso no se cumplió. Los controles fallaron y empezó a crecer la tasa de contagios, llegando a un nivel en el presente que denota escaso control y poca efectividad de las medidas”, remarcó.

“A pesar de haber transcurrido casi 5 meses del inicio de la emergencia, tiempo más que prudente para fortalecer el área de salud, sobre todo en la zona norte de la provincia, Orán y San Martín, por la cercanía a el límite con Bolivia y a Jujuy, las acciones de gobierno no fueron efectivas y fueron escasas”, sentenció, para luego añadir: “la estrategia comunicacional debió orientarse a hacer conocer que la cantidad de contagios solo puede ser controlada si se respetan las indicaciones del área de salud. Distancia social, aislamiento, lavado de manos, uso de alcohol en gel, barbijo etc”, declaró.

Puesto a opinar si el recambio en el ministerio de salud supondrá una mejora, el legislador resaltó que ello se verá más adelante y dependerá de la capacidad de mejorar el sistema de salud para incrementar la posibilidad de atención médica. “Ese fortalecimiento dependerá del presupuesto que se asigne. No hay acceso a cifras claras y confiables en cuanto a la ejecución del presupuesto. Las respuestas a los pedidos de informes solicitados en Diputados por la oposición no fueron dadas aún. No obstante, por supuesto que la impronta del funcionario hace al resultado de la gestión, las cosas no se hacen por sí solas ni las hacen las normas o resoluciones, las hacen los funcionarios y el resultado de las acciones tiene que ver con la idoneidad, dotes intelectuales, actitud ante el trabajo y, por sobre todas las cosas, el presupuesto asignado. El actual ministro ha dicho que el gobernador le dio carta blanca, esto quiere decir que la anterior ministra no la tuvo”.

En otro de los pasajes de la entrevista, Zapata destacó que el “devenir de los acontecimientos ha desembocado en lo que vivimos hoy. ¿Si pudo haber una situación con menor gravedad? Estoy seguro que sí, pero resulta inapropiado pensar en medio de la emergencia qué resultados tendríamos si se hubiesen hecho las cosas de forma distinta. Las cosas están como están y hay que trabajar para mejorar”.