La ley proviene del decreto 255 que posibilitó el incremento de los abusos policiales en Salta. “No es concebible que esté en un solo poder la facultad de dictar la ley, aplicarla, detener al individuo y juzgarlo”, sostuvo Carlos Zapata.

Es la tercera vez que la oposición propone el debate y es la tercera vez que el oficialismo parlamentario evita la discusión. La Cámara de Diputados rechazó el tratamiento sobre tablas de la derogación de la Ley 8191. La misma deriva del cuestionado Decreto de Necesidad y Urgencia 255 que otorgó a la Policía atribuciones extraordinarias para juzgar infracciones a las medidas dispuestas por la pandemia.

Municipalidad de Salta

La posibilidad de que la cuestionada ley dejara de tener efecto apareció en Acta de Labor parlamentaria. Allí se incluía una iniciativa – con media sanción del Senado – para crear cinco juzgados contravencionales. En uno de los artículos, se aclaraba que toda norma que contradijera la nueva ley de Juzgados Contravencionales debía quedar sin efecto y esa era la situación en que quedaría Ley 8191. No obstante, el proyecto con media sanción en el senado no avanzó. Las razones que arguyó el oficialismo fueron de tipo económico: la imposibilidad de montar las cinco estructuras que demandarían los nuevos juzgados.

En ese escenario, el diputado Carlos Zapata propuso tratar sobre tablas una iniciativa que apuntaba exclusivamente a dejar sin efecto la 8191 a la que calificó como una afrenta al orden democrático y a la República”. “No es concebible que esté en un solo poder la facultad de dictar la ley, aplicarla, detener al individuo y juzgarlo, eso está siendo cuestionado por organismos de derechos humanos de todo el país”.

De la cuestión institucional, se pasó al debate de los abusos policiales que esa ley ayuda a incrementar. Una de las referentes del saencismo, Socorro Villamayor, defendió al DNU devenido en ley y señaló que el mal accionar de la Policía no es por lo que dice el decreto, sino que es un problema que viene de antes. Quién la cruzo fue el diputado del PO, Claudio Del Plá. “Es indudable que los problemas con la Policía vienen de antes, pero darle superpoderes a una fuerza con esos antecedentes no podía terminar de otra forma”.

El objetivo de la oposición chocó contra la postura del oficialismo que impuso su número para rechazar la propuesta, si bien fue un cerrado 23 a 21, para habilitar el tratamiento sobre tablas se necesitan los dos tercios de los votos. Es la tercera vez que el oficialismo aborta esa discusión. La primera vez, a propuesta de tratamiento sobre tablas de Chibán, y la segunda, a solicitud de la diputada del FdT, Jorgelina Juárez. En todas las oportunidades fue rechazado su tratamiento.