Humor | Hubo una marcha paralela a favor de la marihuana organizada por la Asociación Paranoica de Fasistas del Faso Filial Salta

Recreación artística computarizada en 3D del evento marihuano

Mientras en la legislatura salteña se congregaban otras organizaciones, en un lugar más alejado del centro se llevó adelante esta congregación de consumidores y pocos cultivadores. “Somos los disidentes del porro”, aseguraron.

Por Armando Flores Manija

Durante los últimos años, en fecha 5 de mayo, alrededor del mundo se realiza una convocatoria para marchar a favor del uso, cultivo, consumo y tenencia de cáñamo. Argentina no fue la excepción, y nuestra ciudad tampoco, pues hubo en ella dos reuniones de personas para protestar con este fin. Una se llevó adelante en frente a la legislatura, y otra en un lugar donde fuimos el único medio presente. Con un enviado en exclusiva a cubrir esa otra marcha.

Si bien durante la semana no tuvo mayor repercusión, la juntada organizada por APaFaFa en su filial salteña, reunió ayer alrededor de las 4:20 de la tarde a una docena de consumidores en una plaza ubicada en el macrocentro capitalino, a razón de que no deseaban ser “escrachados por fumones”, comentó uno de los organizadores, quien pidió no ser identificado, pero que nombraremos: “por eso nos vinimos a esta plaza, porque no queremos ser fotografiados por vigilantes”, dijo este muchacho en referencia tanto a los medios de prensa como a los policías, recordando convocatorias de años anteriores en las que fueron varios los agentes de la ley los identificados asistiendo a las marchas, no sabemos si en apoyo o para cumplir con su deber. De todas maneras algunos de los presentes accedieron a responder las preguntas de Cuarto, que estuvo en el lugar de los hechos para cubrir esta particular convocatoria.

Consultado sobre la razón para no participar del reclamo que se llevaba adelante, casi a la misma hora, paralelamente, en la legislatura salteña, donde se dieron cita cultivadores y cultivadoras de cannabis que piden la regulación de esta actividad, nuestro primer interlocutor contestó: “no teníamos ni idea”.

Casi todos los manifestantes estaban ataviados con indumentarias de color verde (que se identifica claramente con la marihuana) algunos llevaban pancartas con leyendas que decían “MMLPQTP: Mauricio Macri Los Porros Que Te Pedí” o “Con Cristina el 25 estaba a 300” que inmediatamente fueron guardados a razón, según explicaron los presentes, que podrían confundirse con una manifestación política y pasar a confundirlos con agrupaciones ligadas al kirchnerismo. “Y pasa que acá no tenemos nada que ver con los K, ni con nadie. Con Olmedo puede ser, porque también nos cabe la pala”, aseguró uno de ellos.

“Desde la APaFaFaFiSal lo único que pedimos es que el precio del paragua baje, loco, porque así no se puede. Vos querés quemar a la tarde tranqui, bajo el sol con el perro y te tenés que comer el garrón de pegar con un transa que te cobra más caro que la mierda, o sino te vas a pegar ahí quien sabe dónde, y lo mismo te van a cagar. Con esta inflación, no hay lillo que aguante, loco”, argumentó otro de los presentes.

Otro de los presentes, que aseguraba ser abogado de profesión, argumentó que están a la espera de que se apruebe en el congreso de la nación “de una buena vez y por todas” un proyecto ingresado por un representante de APaFaFa a nivel país: “Tenemos un delegado, que junto con el legislador Nicolás Del Cráneo ya tienen armado todo, y qué armado papaaaaaaá”, dijo antes de salir disparado ante la posible presencia policial, que no fue más que una mujer vestida de azul.

“Acá lo que pedimo e podé fumá en pá, ¿me entendé lo que te digo? Y que no nos rompan lo huevo por una planta de mierda, es cuestión de libertá. Nosotro somo fasistas, pero del faso. Churrasqueros del churro, me entendé?”, increpó a este cronista otro de los que se reunían en el lugar, tornando un poco violento el encuentro, señal que nos indicaba ya era hora de retirarnos. Como así lo hizo el resto de los presentes, quienes se fueron marchando, cual columna de humo que se escapa por el horizonte de la tarde.