Hubo folclore en el Grand Bourg | El llamado niño prodigio del folclore visitó al gobernador

El niño de 10 años es de la localidad bonaerense de Manzanares y se declara amante de las tradiciones güemesianas. Con una difícil historia a cuestas, Milo Marotti dijo que su encuentro con Gustavo Sáenz fue “emocionante”.

El gobernador Sáenz recibió en Casa de Gobierno a Milo Marotti y a sus padres Lorena y Edgardo, quienes relataron la historia del pequeño: “Cuando Milo cumplió 2 años de edad recibimos un diagnóstico médico que manifestaba un retraso madurativo del lenguaje y trastorno de atención conjunta. Con el tiempo descubrimos que su principal y sanadora conexión sería la música en vivo y específicamente con el folklore”, compartió su madre.

Hoy, con 10 años de edad, Milo mantiene su vocación musical que lo llevó a compartir escenario con los grandes del folklore como Litín Ovejero, Kali Carabajal, Walter Carabajal y Raúl Palma. También participó en Argentiniños de Canal 9 y en Showmach, entre otras presentaciones. Junto a sus padres, Milo hizo la Marcha del Bicentenario del paso a la Inmortalidad del General Güemes que gauchos salteños realizaron por 56 días desde Luján a Salta capital, emulando la gesta del héroe nacional.

Milo, al recibir de regalo un poncho y el libro del Bicentenario de Güemes, le contó al Gobernador que es admirador del héroe y conoce su historia. El niño es oriundo de Manzanares, departamento Pilar (Buenos Aires), vivió en Salta y está de visita en la provincia.

Durante el encuentro, Milo compartió con Sáenz canciones y le comentó que su gran sueño es conseguir que los niños escuchen más folklore, especialmente el tradicional.  “Fue emocionante estar con el Gobernador”, dijo Milo.