Hubo aplausos para Exeni, el diputado que padece el trastorno y redactó el proyecto | El abordaje de la tartamudez es ley en Salta

Omar Exeni.

La iniciativa ya contaba con media sanción. Anoche fue aprobada en el Senado. Indica el tratamiento médico, escolar y familiar para evitar situaciones de discriminación.

El proyecto de abordaje de la tartamudez en Salta es ley. Fue aprobado de manera unánime por los senadores recién asumidos y de esa forma el Estado provincial estará obligado a garantizar un abordaje integral, especializado e interdisciplinario para las personas que presentan tartamudez o disfluencia. Un trastorno que en el país lo sufren alrededor de un millón de personas y que según las estimaciones alcanza al 1% de la población. La norma también prevé cambios a nivel educativo preparando a docentes y equipos de apoyo.

Su autor, el diputado Omar Exeni, que vive con tartamudez al igual que su hijo de cinco años, presenció la sesión, y recibió el aplauso de todos los integrantes del recinto por considerarla una medida de inclusión hacia un sector de la población históricamente invisibilizado.

Según los especialistas, la tartamudez obedece a una combinación de factores: personas con predisposición genética al mismo y tensiones prolongadas en edad temprana. Omar Exeni la padece desde siempre y por ello no sorprendió que junto al Grupo de Ayuda Tartamudez Salta redactara el proyecto que finalmente se convirtió en ley.

Cuando fue aprobado en Diputados, Exeni declaró a CUARTO lo siguiente: “Me emocioné muchísimo porque me superé a mí mismo al enfrentar los miedos. Además, tengo un hijo de 5 años con el mismo problema. Sea que venga desde la genética o simplemente quiere copiar mi forma de hablar, quiero que no pase lo mismo que yo”. Lo dijo en CUARTO OSCURO, nuestro programa de radio que se emite por el aire de FM La Cuerda (104.5) de lunes a viernes de 11 a 13.

Al ser consultado sobre las características del proyecto, Exeni declaró: “Consiste en consultorios públicos para la gente con tartamudez atendido de manera interdisciplinaria por profesionales. El otro punto del proyecto es poder capacitar a agentes del Ministerio de Educación para identificar a chicos con el trastorno y poder evitar la exposición de los mismos como, por ejemplo, evitar las exposiciones orales».

Exeni también pinceló con su experiencia personal la situación que viven las personas con esa dificultad en el habla. «Yo lo vengo padeciendo y peleando desde los 8 años: desde cuestiones vinculadas al bullying en la escuela a otras relacionadas que nadie encontró el origen del problema mío en este trastorno del habla. Por mucho tiempo pensé que era un problema que afectaba a muy pocas personas y a veces hasta creí que lo padecía solo yo, pero no es así. El proyecto ayuda a 12 mil chicos con este problema en Salta y por lo tanto a 24 mil padres. El problema es que esos chicos no salen a la calle, no se muestran, no quieren tener contactos para evitar el bullying. Es una cosa que te deprime. Lo puedo contar: cuando yo tenía 10 años pensé en dejar el colegio por ese tema».