La cifra supone un femicidio cada 27 horas y en un 69% de los casos el femicida fue la pareja o expareja de la víctima. Las cifras fueron difundidas por el Observatorio de las Violencias de Género Ahora Que Sí Nos Ven.

El informe elaborado a partir de relevaciones de medios gráficos y digitales de todo el país, muestra que de los 162 femicidios, 81 ocurrieron desde que se decretó la cuarentena para amortiguar la curva de contagios del coronavirus. Las cifras fueron difundidas por el Observatorio de las Violencias de Género Ahora Que Sí Nos Ven. “Si bien no es un crecimiento sustancial, aumentó el porcentaje de femicidios en las viviendas de las víctimas. Lo que sigue mostrando que el mayor riesgo para las mujeres está en la casa, dato que toma más relevancia en este contexto de aislamiento social preventivo”, dijo Lara Andrés, integrante del Observatorio.

Los números son dramáticos: en los primeros seis meses del año se cometieron 162 femicidios en el país, uno cada 27 horas; en el 70 % de los casos el hecho ocurrió en la vivienda de la víctima; de las víctimas, 33 habían realizado una denuncia previa y 11 tenían medidas de protección; el 47 % de los femicidios fue cometido por la pareja, el 22 % por la ex pareja, el 12 % por la acción de un familiar, el 4 % de los casos la víctima fue asesinada por un conocido, mientras que otro 4 % no conocía a su victimario.

De acuerdo a los datos relevados, la mayor parte de las mujeres asesinadas por la violencia machista, 87 casos, tenían entre 21 y 40 años; en 38 de los femicidios las víctimas estaban comprendidas entre los 41 y 60 años, mientras que el resto de los casos consignados se distribuyen de la siguiente forma: 11 casos entre 0 y 12 años, 9 en la franja de más de 60 años, 8 entre 16 y 20, y 2 entre 13 y 15.

En cuanto a la forma en que fueron asesinadas, los datos del informe reflejan la carga de violencia íntima y brutal asociada a la violencia de género cuyo último eslabón es el femicidio: el 23 % murió por herida de arma blanca, el 20 % producto de los golpes, 15 % por asfixia, 10 % quemada y el 18 % por arma de fuego.

Con relación a la distribución geográfica, el mapeo del relevamiento indica que la provincia de Buenos Aires encabeza la lista de provincias con más femicidios: 63 en lo que va del año, seguida por Santa Fe con 19, Tucumán con 12, Córdoba con 9, Jujuy y Misiones con 8, Salta 7, Santa Cruz 5, Corrientes y Entre Ríos con 4, Santiago del Estero, Neuquén, Chaco y Río Negro con 3, San Luis, Mendoza y Formosa con 2, Chubut, San Juan, La Pampa, Catamarca y CABA con 1.