Hogar de ancianas Cristo Rey | Voluntaria denuncia malos tratos a las abuelas y luego es despedida

Imagen: Google Maps

La mujer aduce que fue presionada para renunciar luego de resaltar constatemente irregularidades en la institución, entre ellas el abandono al que están sometidas las residentes del hogar.

La trabajadora, cuyo nombre no fue revelado, realizó un descargo que fue publicado durante el fin de semana en el Nuevo Diario, ahí dio cuenta de lo que tuvo que presenciar mientras cumplía funciones similares al personal contratado, pero bajo el título de voluntaria, en el Hogar de Ancianas que funciona en calle Catamarca 718, de donde fue prácticamente echada en diciembre pasado.

La denuncia es grave, y entre lo que se rescata de lo narrado están por supuesto la falta de atención para con las abuelas, sobre todo los fines de semana, días en los que ni si quiera no se les sirve el té. “Cuando reclamaba me respondían que las abuelas son mañosas y mentirosas pero había cosas que llamaban la atención”, comentó la testigo que asegura tener imágenes esclarecedoras que apoyan sus dichos, puesto que en ellas se observa el estado en el que viven estas ancianas: “el problema es que yo reclamé por lo que pasa principalmente los fines de semana  y que nadie dice nada con respecto al abandono de las abuelas, malos tratos y hasta robos (…) Cada lunes la encontraba en total abandono, sin higienizar, y con restos de necesidades en su cama, y hasta de comida”.

Otra de las situaciones irregulares que llaman la atención es el cobro de haberes que realizaba la directora del lugar en cuenta de las titulares: “Es una bajeza que la directora cobre los sueldos de las abuelas, y nosotras las cuidadoras le rogábamos por gasas, calmantes, o que las alimenten como corresponden”.

Además la exvoluntaria dejó en claro que fue víctima de presiones luego de denunciar repetidas veces estas condiciones en los últimos meses, en particular por la directora del Hogar, Marta Sosa, y una sobrina suya. Luego de tres años de trabajo, mediante un mensaje de e WhatsApp se le informó que era relevada del voluntariado en el Hogar de Ancianas Cristo Rey.

“A mí no me interesa el trabajo, puedo conseguir en otro lado, pero esta situación no me da paz, yo le tengo un cariño inmenso a las abuelas”, comentó.