El Presidente envió un mensaje para que los 5.400 millones de dólares lleguen al país durante su gestión. Incertidumbre y fracturas en torno al organismo multilateral: aconsejan no prestarle plata al país.

Mauricio Macri intenta sortear los duros pronósticos que nublan la aprobación del próximo desembolso del Fondo Monetario Internacional para septiembre. “Lo esperamos porque hemos cumplido con todo”, dijo el Presidente sobre los 5.400 millones de dólares.

El Jefe de Estado busca la confianza del organismo multilateral para que los billetes verdes lleguen durante su gestión, algo que se vio cuestionado tras los pésimos resultados electorales de las PASO y el posterior “default selectivo” de la deuda.

Los vaivenes económicos y el escenario político generaron una grieta en el FMI entre los que siguen apostando por Macri y los que creen que ya deberían negociar con Alberto Fernández quien sería el próximo presidente argentino.

Mientras la oposición le reclama al Gobierno que clarifique la reestructuración de la deuda anunciada la semana pasada como “reperfilamiento”, ya sea por DNU o por un Proyecto de Ley que envíe al Congreso, el Presidente arrancó su campaña en Córdoba.

En tanto que, tal como difundió Página 12, países como Italia, Suecia y Holanda se oponen a que el FMI desembolse el próximo tramo del préstamo stand by a la Argentina por considerar que la gestión Macri viola los términos del programa.