En las pasadas horas arribó a la provincia una brigada internacional de jóvenes para interiorizarse más sobre la situación que viven los refugiados en Salta.

La brigada tiene como objetivo recopilar información sobre las personas exiliadas que sufrieron una “persecución política sumamente violenta que pone en riesgo su vida”, explicó Ayelen Beigbeder, una de las integrantes de la brigada e integrante de la Juventud Comunista.

Según señalaron en conversación con Radio Nacional, son alrededor de 30 las personas perseguidas por el gobierno de Jeanine Áñez que se refugiaron en territorio salteño.

“La idea es un poco además de conocer esto que están viviendo poder romper el cerco mediático que existe en protección de este golpe”, aseguró. En ese mismo sentido comentó que no se está denunciando “la gravedad de lo que implica este golpe de estado en Bolivia, que tiene características racistas, misóginas y bastante duras”.

Adelantaron que para llevar a cabo esta premisa realizarán entrevistas tanto a las y los refugiados como a representantes de Derechos Humanos en Salta. Señalaron que desde el mes de noviembre ingresaron a Argentina exfuncionarios del gobierno boliviano, entre ministros, viceministros y militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Los compañeros tuvieron que salir huyendo, vinieron sin ropa, sin dinero y en estas situaciones uno redescubre la solidaridad del pueblo argentino”, señaló Beigbeder, quien además hizo hincapié en la “cuestión emocional que es muy dura”.