Los ambientalistas recrean en las puertas del Banco Hipotecario escenas sobre cómo la deforestación afecta al yaguareté. La entidad bancaria es parte del grupo Cresud, responsable de desmontes en nuestra provincia.

“Desde la ONG exigen deforestación cero por parte de las empresas involucradas y la protección del hogar del yaguareté, que se encuentra actualmente en peligro de extinción por la ganadería intensiva”, reza el parte difundido hoy por la organización ambientalista.

En la misma se destacan además una serie de datos alarmantes: Hay 10 millones de hectáreas de bosques en peligro en el Gran Chaco, por el avance de la ganadería intensiva, mayoritariamente en Salta, Santiago del Estero, Chaco y Formosa. La Secretaría de Ambiente de Argentina estima que entre 1990 y 2017 se perdieron 7,7 millones de hectáreas, similar a la superficie de Formosa; El grupo Cresud, al cual pertenece la entidad bancaria, es uno de los principales desmontadores del país para el desarrollo de su negocio agropecuario. Ya ha desmontado más de 120.000 hectáreas en la provincia de Salta, lo que equivale a 6 veces la ciudad de Buenos Aires.