Gonzalo Teruel.

Tras enumerar una serie de groserías que caracterizaron la semana política de la provincia, el periodista resaltó que el gobernador y la intendenta protagonizan un cómodo transitar.

Fue en su habitual columna de resumen político semanal en el programa Cuarto Oscuro, que se emite por la señal de FM La Cuerda (104.5). allí Teruel no pudo abstraerse de los escándalos y yerros que protagoniza una dirigencia salteña que sólo logra exponer ante nación, lo peor de su clase. “Las cosas que pasaron esta semana en Salta son horribles. Tuvimos este escándalo del IFE que ensucia a buena parte de la dirigencia política. Pero también tenemos el mamarracho de los falsos positivos en la lucha sanitaria. Creo que en ninguna parte del mundo hubo tanta cantidad de ´falsos positivos´ juntos. Eso muestra que hay algún problema de gestión sanitaria, con lo cual decimos que se trata de una noticia casi payasesca”, sentenció.

A esos aspectos generales, Teruel le adicionó un par de datos más que, a su entender, hace de la provincia materia prima de un cuento de García Márquez. “Miguel Nanni, diputado nacional, salió fuerte a criticar al ministro de Turismo por la ley de emergencia del sector turístico por dejar afuera a los guías turísticos. En realidad, no había leído la ley porque los guías sí están incluidos en los beneficios de la ley. Lejos de cuestionarlo, el ministro lo llama, lo sienta, le explica y se sacan una foto como si estuvieran trabajando todos juntos. Otra situación que expone tristemente a Salta en el país, es el del Gasoducto del NEA en donde – presumiblemente – el intendente y uno de sus colaboradores se robaron caños de una obra de infraestructura muy importante”, lamentó.

No obstante, Teruel resalto que, por debajo del mamarracho político, ocurren cosas más importantes y no por ella menos preocupantes. “En el medio de todo esto, Gustavo Sáenz y Bettina Romero avanzan a toda marcha en cuestiones muy importantes y nadie se atreve siquiera a cuestionar. Bettina metió un impuestazo en diciembre, luego se aseguró fondos del gobierno nacional y ahora va por el contrato más importante de la ciudad que es el de Agrotécnica Fueguina. Y en el caso de Gustavo Sáenz, metió como si nada la ampliación de la Corte, designó jueces espantosos, está asegurándose a través de la legislatura el manejo discrecional de recursos grandes. Y de nuevo, la dirigencia política – más allá de algún diputado que levanta la voz – no le hace no siquiera sombra”, sentenció.

A la hora de las conclusiones, Teruel aseguró que en la política salteña hay un evidente divorcio: “Por un lado la realidad grotesca y por otro Sáenz y Romero que avanzan. Entre una cosa y otra, no se ve solución a ninguno de los problemas concretos de la provincia. Porque la potencia del gobernador y la intendenta no tiene que ver con las soluciones que necesitan los salteños”, finalizó.