La gran Salta | Gobernadores oficialistas y opositores coquetean con la posibilidad de suspender las PASO a nivel nacional

Mandatarios peronistas se lo plantearon de manera directa a Alberto Fernández. La postura cobra fuerza con el planteo de diputados cordobeses que declararon que nunca estuvieron a favor de las mismas. Sus votos resultarían claves.

Por el lado de los gobernadores alineados con la Casa Rosada, el encargado de realizar el planteo fue el santiagueño Gerardo Zamora que se lo planteó al presidente cuando éste visito su provincia el miércoles pasado. “Zamora le dijo a Alberto que todos los gobernadores peronistas están de acuerdo en suspenderlas, pero según le comentó luego a sus pares el presidente ´no está convencido´», resalta el sitio La Política Online. El mandatario mandó a su vocera Gabriela Cerruti a desmentir la posibilidad en una conferencia de prensa.

La postura de los mandatarios provinciales, no obstante, la repitió el chaqueño Jorge Capitanich con un tuit: «Redistribuir los recursos no imprescindibles -financiamiento de gastos electorales- a los efectos de promover más transferencias directas para el desarrollo productivo y social», escribió el chaqueño en nombre de toda la Liga. Medios nacionales insisten en que la liga de gobernadores del PJ ya analiza el escenario que necesitarían en el Congreso para derogarlas o suspenderlas, por lo ya hubo un contacto con el cordobés Juan Schiaretti que puede ser clave. El argumento que utilizarán los gobernadores es el mismo que se empleó en Salta: económico, si no se hacen las PASO se ahorrarían 23 mil millones de pesos.

Al oficialismo nacional no le alcanza con sus votos para lograr los 129 votos necesarios para concretar esa jugada política, pero ayer los peronistas del cordobés Juan Schiaretti – de relaciones siempre tensas con el kirchnerismo – dieron la nota. “En un juego coordinado de todos los alfiles que responden al gobernador cordobés, el jefe del bloque Córdoba Federal en Diputados, Carlos Gutiérrez, manifestó en sus redes sociales: «queremos ser claros: desde nuestro espacio político nunca estuvimos a favor de las Paso. Y minutos más tarde, quien se expresó en la misma red social fue la senadora y esposa de Schiaretti, Alejandra Vigo. «Desde que fueron creadas nos expresamos en contra por considerar que las Paso son un gastadero de plata y obliga a la gente a votar en una elección interna de un partido político al que no pertenece».

Para muchos analistas, la conducta de los legisladores cordobeses responde a charlas que Juan Schiaretti con gobernadores peronistas como el sanjuanino Sergio Uñac y el santafesino Omar Perotti que habrían logrado el cometido que al cordobés le queda cómodo porque argumentan que no es él quien cambia de opinión sino el peronismo por una cuestión de conveniencia. El señalamiento le importa poco a los peronistas.

Los votos cordobeses tampoco alcanzan, pero en el poroteo el oficialismo siente que tiene chances con algunos aliados inesperados: tanto la izquierda como el libertario Milei siempre cuestionaron las PAAO y no descartan contar en el apoyo de los emisarios de Roberto Lavagna.