Gimnasia y Tiro de Salta | Ex entrenador de básquet condenado a nueve años de prisión por abuso sexual

Mario Aballay, entrenador de las inferiores, fue denunciado por abuso sexual contra un menor de edad. La víctima tiene hoy 23 años, pero señaló que los abusos sucedieron entre sus 12 y 15 años. El condenado gozará de prisión domiciliaria.

La denuncia se conoció en el mes de marzo y derivó en la detención de Aballay transitoriamente en la Alcaidía de la Ciudad Judicial acusado de «abuso sexual con acceso carnal». De joven denunciante, se supo que permanecía en tratamiento psiquiátrico y tras varios años de sucedidos los abusos se animó a realizar la denuncia penal y civil.

El Poder Judicial informó hoy que en un procedimiento abreviado llevado a cabo en la Sala I del Tribunal de Juicio, Mario Oscar Aballay (74) resultó condenado a nueve años de prisión como autor de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por ser cometido por el encargado de la educación de la víctima.

El juez Ángel Longarte ordenó convertir en prisión domiciliaria el arresto domiciliario que venía cumpliendo el imputado, bajo el control de la Unidad de Arresto Domiciliario por Monitoreo Electrónico (UADME) a través de pulsera electrónica. Ordenó además que se mantengan las medidas restrictivas. Finalmente, el juez indicó que se le practique examen médico y extracción de material genético al condenado para su inscripción en el banco de datos correspondiente.

Durante el juicio abreviado, el imputado aceptó el acuerdo al que arribaron las partes y ratificó su alcance. Acto que fue confirmado por su defensa técnica, ejercida por Norma Estela Flores Claros. Por su parte, la fiscal penal de la UDIS 3, Cecilia Flores Toranzos, ratificó el acuerdo en cuanto a la calificación legal dada a los hechos y al monto de pena solicitado.

Finalmente, la víctima (actualmente con 23 años de edad), quien se había presentado en calidad de querellante conjunto y actor civil -con patrocinio letrado de Fidel Ahuerma-, renunció a tal carácter y prestó conformidad al acuerdo de juicio abreviado. El denunciante refirió que en enero de 2011, cuando tenía 12 años, comenzó a ir a clases de básquet en el club Gimnasia y Tiro, con el profesor Mario Oscar Aballay. Contó que el imputado empezó a regalarle ropa, a llevarlo a comer, algunas veces a él solo y otras con otros alumnos.

Recordó que él solía quedarse en el club hasta tarde, por la noche, y el acusado se ofrecía a llevarlo a su casa en auto. En el recorrido le acariciaba la pierna, luego empezó a tocarle el pene por encima de la ropa. Los abusos continuaron en el club. El imputado le pedía que lo ayudara a guardar los elementos de básquet en un depósito y allí lo besaba y lo sometía a tocamientos impúdicos. Manifestó que él sentía que estaba haciendo algo malo, corría la cara, le decía que lo dejara, pero se sentía bloqueado. Esto se repitió durante varios meses.

Posteriormente, el imputado le dijo al damnificado que tenía una casa abandonada y que necesitaba que lo ayudara a levantarla. Lo llevó hasta ahí, lo hizo pasar a una habitación, le sacó la ropa y lo accedió carnalmente. El denunciante manifestó que se asustó y comenzó a llorar. “Me sentía mal y no quería hacerlo. Él me decía que me quería mucho y que de eso no se tenía que enterar nadie”, expresó.

“Esta situación se repitió muchas veces hasta el año 2014”, precisó el denunciante. Cuando cumplió los 15 años se animó a decirle a su profesor que no quería que le hiciera esas cosas y comenzó a alejarse de él.