Pintaron el frente del domicilio de Malvina Gareca, referente de MuMalá Salta. Ella vive con sus padres, hijos y hermanos. El proyecto de legalización está por debatirse en el parlamento nacional.

Ciertos cruzados salteños que se creen portadores de una moral divina y duradera, volvieron a hacer de las suyas: pintarrajearon la casa de la referente salteña del colectivo de Mujeres MuMaLá. Con pintura negra estamparon una de las letanías que repiten: “Si a las dos vidas”.

Municipalidad de Salta

Gareca milita hace años para que el aborte se legalice y se eviten las muertes clandestinas de mujeres. Ello se debatirá durante las próximas semanas en el parlamento nacional y los antiderechos descargaron su furia en la casa de la dirigenta.

“Ya hice la denuncia. Hoy muy temprano mis hijos y mis hermanos vieron las pintadas que hasta anoche las 1,30 de la madrugada no estaban. Cabe aclarar que yo vivo con mi mamá, mi papá, mis hermanos y dos hijos. Está claro todo lo que esto implica, teniendo en cuenta que es de público conocimiento mi militancia y mi posición en relación al proyecto de ley para la legalización del aborto. Claro que esto genera una situación de incertidumbre, de miedo en mi familia porque no es la forma con la que yo me manejo ni los modos con los que se tiene que debatir. Es una falta total de respeto una intimidación así en la puerta de mi casa. En fin, haciendo la denuncia correspondiente y esperando que estas situaciones no se repitan en el marco de que ya se anunció también que se debatirá en las próximas semanas el proyecto de ley”, declaró a CUARTO Malvina Gareca.