El cuerpo del joven asesinado por su hermano policía en Morón.

La víctima intentó jugarle una broma. Ingresó al auto de sorpresa y terminó muerto a balazos por el oficial de la Policía de Morón, en Buenos Aires.

El hecho se registróanoche en Morón, un distrito de la zona oeste del Gran Buenos Aires. En el cruce de una avenida el efectivo de la Policía de la Ciudad Pablo Facundo Cisneros (28) disparó con su arma reglamentaria contra quien consideró un ladrón, pero era su hermano Ricardo Bulacios (20), quien -según testigos del hecho- intentó jugarle una broma al policía. Todo terminó de la peor manera.

Según informa Télam, Cisneros estaba en su Peugeot 206 esperando la luz verde del semáforo. Se hallaba en la zona precisamente para buscar a Bulacios. Tenía que llevarlo a casa para festejar su cumpleaños junto a la familia. Cuando sintió que le abrían la puerta trasera del auto y le tocaban el bolsillo, entonces sacó el arma y realizó tres disparos. Luego se dio cuenta que no se trataba de un ladrón, sino de su hermano. Uno de los disparos que dio sobre el lateral izquierdo le provocó inmediatamente la muerte.

Bulacios -que era empleado del Municipio de Merlo- recibió un disparo en el antebrazo izquierdo, con orificio de entrada y de salida, que le perforó el estómago. Murió desangrado en la vereda. Un trabajador de una casa de comidas contó esta mañana al canal Todo Noticias: «Por un chiste lo mató a su hermano. Al muchacho se lo llevó la policía esposado. Parece que todo fue una broma que salió mal. Le hizo un chiste como que le iba a robar y le disparó. Un final muy triste», indicó.

Tras el hecho, la fiscal Adriana Suárez Corripio, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 del Departamento Judicial Morón, ordenó la detención del efectivo. La funcionaria judicial indagará al policía en horas de la tarde por el delito de «homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego».