Galería de fotos | Cuevas de Acsibi en Seclantás: una maravilla salteña poco conocida

Hay muchos paisajes en el país que son poco populares y hasta desconocidos pero que vale la pena descubrir. Es el caso de las cuevas de Acsibi, ubicadas en medio de cerros con fantásticos colores en los valles calchaquís.

No hay dudas de que nuestro país tiene decenas de paisajes de fama internacional que reciben merecidamente a miles de visitantes cada año. Pero no es menos cierto que hay muchos otros que son desconocidos y su belleza amerita que el periodismo de aventura vaya a su encuentro para luego promocionarlos. Es el caso de estas cuevas salteñas que fueron objeto de una gran nota publicada en la sección viajes del diario Clarín.

“El paisaje es increíble: para llegar a las cavernas con estalactitas que asemejan enormes velas derretidas hay que atravesar primero un desfiladero de sorprendentes formaciones rocosas de arenisca rojiza y tonos muy intensos. Durante todo el trayecto es espectacular el juego de colores, luces y sombras, ya que distintos huecos y entradas permiten el ingreso de los rayos del sol a determinadas horas, que rebota en las paredes rojas, ocres y amarillas. La zona era habitada por los pulares, parte de la gran nación calchaquí, y se cree que estas cuevas eran usadas como lugares de rituales, porque en ellas se encontraron numerosos fragmentos de cerámicas”, enfatiza el escrito cuando describe el lugar.

Además de la descripción, la nota detalla un poco la historia del lugar, las formas de llegar a las cuevas y los costos para estimados para visitarlas. “En verdad los encontró Fido Abán, de la finca Montenieva, en cuyos terrenos están las cuevas. Fido, que nació en el lugar, donde su familia vive desde hace muchos años, hace de guía en excursiones que se extienden por unas 8 horas. Parten de la finca Montenieva, 3 km al sur de Seclantás, a las 9 am. Luego de andar 20 km en 4×4, al llegar a un profundo cañadón multicolor, hay que subir por escaleras colgantes, con asistencia de los guías, para atravesar otro cañón de distintos tonos rojizos hasta la formación de Acsibi, donde están las cuevas. Son 10,5 km de caminata de bajo nivel de dificultad. La excursión cuesta $ 2.100 por persona, e incluye traslado en 4×4, almuerzo y guía”.