Violeta Gil.

Tras los resultados de las PASO en los que se impuso la línea de la conducción nacional del Partido Obrero, la dirigente de la fracción pública en Salta estuvo en Cuarto Oscuro y balanceó el proceso eleccionario.

Por primera vez en mucho tiempo, la izquierda salteña se sometió a una interna dado, principalmente, por la fragmentación del Partido Obrero a nivel nacional. Para conversar al respecto de la elección, Gabriela Jorge visitó los estudios de FM Capital para charlar con Cuarto Oscuro.

Sobre los resultados en general, la diputada mandato cumplido opinó que “lo que reflejan los resultados es una profunda disgregación del régimen político salteño, porque había cinco candidatos que respondían a las fuerzas patronales”, varios de los cuales terminaron entre los más votados.

“La izquierda ha tenido un retroceso político, porque teniendo un frente de izquierda disgregado en tres listas, no ha logrado tener los números de la anterior elección ejecutiva”, expresó al iniciar su análisis puntual sobre la perspectiva de la extracción de izquierda. Y completó diciendo que “nosotros [la fracción pública] planteábamos que esta era una elección donde se jugaban principios políticos”.

Agudizó sus críticas al señalar que “Claudio del Plá y Pablo López, dirigentes históricos de nuestro partido, iban con otro partido, con el PTS”, y consideró que esa “izquierda ya instalada” se mostró estéril para mostrar una salida concreta a la situación en la que están los y las trabajadores, a la que graficó indicando que “nos están crujiendo los bolsillos”.

En ese marco, aseguró que la facción del partido que se referenció en la figura de Violeta Gil celebró el segundo lugar por al menos dos cosas: “en poco tiempo de instalación logramos unos números que para nosotros es ganancia neta; sin olvidar que Violeta Gil ya se ha convertido en una referente de la izquierda salteña”, resaltó.