Fueron condenados tres asaltantes que robaron $300000 a un empresario en enero pasado

Se trata de Federico Eduardo Moya, Luis Miguel Suárez y Edgar Bautista Ralas. El hecho ocurrió en la intersección de calles 12 de Octubre y 20 de Febrero, donde el damnificado resultó herido con un arma de fuego.

El juez de la Sala II del Tribunal de Juicio, Ángel Amadeo Longarte, condenó a Federico Eduardo Moya, Luis Miguel Suárez y Edgar Bautista Ralas a la pena de 6 años y 6 meses de prisión de cumplimiento efectivo como coautores del delito de robo doblemente calificado por el uso de arma de fuego y por haberse cometido en poblado y en banda en perjuicio de un empresario.

El hecho ocurrió el 15 de enero de este año por la mañana en la intersección de calles 12 de Octubre y 20 de Febrero, cuando un empresario llegaba a su lugar de trabajo y fue sorprendido por dos personas a bordo de una motocicleta, quienes le sustrajeron una mochila con importante cantidad de dinero y le dispararon con un arma de fuego en las dos piernas.

La investigación fue llevada adelante por la Fiscalía Penal 2 y en las arduas tareas desplegadas fue fundamental el análisis de cámaras de seguridad. Primeramente, se identificó un taxi que aguardaba en las inmediaciones a uno de los motociclistas que perpetró el robo. La moto se dirigió hacia el lugar donde estaba el auto, bajó el acompañante con la mochila, se subió al taxi y el otro motociclista huyó por la vía.

El vehículo fue localizado al igual que su conductor, quien fue detenido e identificado como Luis Miguel Suárez, quien se desempeña como conductor de taxi y recibió una importante suma de dinero para “prestar el servicio”.

Las otras dos personas, quienes fueron detenidas en el marco de allanamientos que se realizaron en distintos puntos de la ciudad, fueron identificadas como Federico Eduardo Moya, quien se desempeñaba como empleado de la víctima y considerado autor intelectual del hecho y Bautista Edgar Ralas, quien está sindicado como el autor del disparo que lesionó en sus miembros inferiores al empresario.