En el lugar había familiares y allegados. Hubo gente que intentó entrar al cementerio, pero la policía lo impidió con balas de goma. En el cementerio «Jardín Bella Vista» moran los restos de los padres del ídolo: Doña Tota y Don Diego.

El cortejo fúnebre salió de la Casa de Gobierno alrededor de las 17.45 rodeado de decenas de policías que intentaban abrir camino ante una multitud de gente. A las 19.00, el cuerpo del Diez llegó al cementerio de Bella Vista para la última ceremonia íntima con familiares y allegados antes de ser enterrado junto a sus padres.

Municipalidad de Salta

Pese al impresionante operativo para que el cortejo con el cuerpo de Maradona pueda salir de la Rosada, varias personas intentaron seguir el recorrido por autopista. Tras lograr salir de una Plaza de Mayo colmada, el cortejo transitó por la avenida 9 de julio hasta la subida de la autopista, por donde miles de fanáticos saludaban al coche desde el costado de la ruta.

El cortejo fúnebre equivocó la salida de la autopista Acceso Oeste, lo que provocó que quedara en medio de un caos de tránsito que demoró su llegada al lugar del entierro. Rodeado por efectivos de la Policía Federal y la Gendarmería Nacional, el coche quedó atascado en una de las colectoras cuando intentó retomar y subsanar su error de conducción. Eso posibilitó que los fanáticos agolpados a un costado de la autopista pudieran llegar hasta al lado del automóvil e incluso tocar el vidrio donde está el féretro, algo que se había evitado.

El cementerio «Jardín Bella Vista», del partido de San Miguel, fue el lugar de sepultura. Allí moran los restos de los padres del ídolo, Doña Tota y Don Diego, fallecidos en 2011 y 2015 respectivamente.