Francisco D’Andrea sobre el armado electoral oficialista | “Va a ser difícil para Sáenz mantener la paz y la armonía”

Francisco D'Andrea.

En su columna semanal de análisis político para el programa radial Cuarto Oscuro, el periodista se detuvo en los inconvenientes que atravesarán los diferentes alienados en la tropa saencista para las legislativas 2021.

D’Andrea inició su análisis recordando que todo indica que las elecciones legislativas en Salta se realizarán este 4 de julio. Ante ello, el oficialismo se reorganiza y las alianzas comienzan a aflorar, no si complicaciones. “Esto se le va complicando Gustavo Sáenz que ahora es oficialismo y tiene que meter de alguna forma al Partido Justicialista”, apuntó el columnista.

Luego señaló: “Debe ser el primer gobernador que tiene la posibilidad de tomar el control efectivo del partido y prefiere poner delegados, por decirlo de alguna manera, como Pablo Outes o Miguel Isa y no tomar directamente la presidencia del PJ porque es evidentemente un punto que le complica su discurso, cómo llegó y su armado”.

“Si quiere juntar al PRO, a cierto sector de los renovadores, del radicalismo, tiene que resignar algo. Pero bueno, la jugada de Sáenz parece no resignar nada, sino seguir sumando y prácticamente convertirse en una especie de Aleph del armado en la política salteña”, comentó D’Andrea.

El columnista de Cuarto Oscuro también detalló que ya hubo ciertos encontronazos entre estos sectores. Particularmente entre el de sesgo más antiperonista, como el macrismo, y quienes si bien enarbolan la bandera del PJ pero están alineados con Sáenz.

A modo de ejemplo, relató: “El otro día hubo una especie de discusión en la Legislatura sobre quién es más federal, si el gobierno nacional o el provincial. Muchos de los que hoy están alineados con Gustavo Sáenz, fueron muy duros con Nación. Entonces ahí tenemos un sector del saencismo que pesca en el antikirchnerismo. Y si bien el PJ no es kirchnerista, no es el Frente de Todos o el Partido de la Victoria, va a ser filoalbertista”.

“Va a ser difícil para Sáenz mantener la paz y la armonía, hasta en lo discursivo, cuando tenés un sector que va a pescar votos en algo totalmente diferente. Porque cómo metés a La Cámpora, por ejemplo, a convivir con otros sectores como los radicales, o el PRO mismo. Cómo hacés para que no se crucen en algún momento. Pero bueno, ese es el equilibrio que se está tratando de lograr y lo que hace que se insista en sostener las elecciones tempranas. Porque si esto se llega a mezclar con las nacionales, directamente va a ser imposible. Eso es lo que está intentando Gustavo Sáenz alejando lo más posible las elecciones provinciales”, reflexionó D’Andrea.