La vinería clausurada y la fiesta cortada (Fotos: Prensa Policía de Salta)

Uno de los locales no contaba con habilitación para la venta de bebidas, en tanto que otro lo hacía pero fuera del horario legal. La fiesta en un local de ropa tuvo que pararse cuando llegaron los uniformados.

Fieles a su estilo vigilante, el fin de semana pasado la intervención de miembros de la policía salteña logró impedir que se llevara adelante un festejo y se clausuraran dos negocios que se dedicaban al expendio de bebidas alcohólicas.

Todos los hechos tuvieron lugar durante la noche del sábado y la madrugada del domingo. Fueron reportados por presa de la policía local.

Uno de los negocios clausurados fue una vinería ubicada en Villa Soledad, hallada en infracción a ley 7407/06. Estaban vendiendo bebidas alcohólicas por fuera del horario estipulado. Por ello se procedió a la inmediata clausura.

La segunda infracción se realizó en un local ubicado en calle Necochea al 700, al momento del control, el responsable no contaba con la habilitación para el expendio de bebidas alcohólicas al copeo. Labrándose infracción a Ley 7135/01.

A no muchas cuadras de este último local, sobre calle Santiago del Estero al 600, efectivos de Comisaria Primera y Sector 1 detectaron una fiesta clandestina que se desarrollaba en “lo que parecía ser un local de venta de ropa”. Según informan, en el interior del local se vendían bebidas alcohólicas, y cuando pidieron la habilitación para tal fin, “el encargado manifestó que se desarrollaba el aniversario del local, no contando con ningún permiso”. Se secuestraron bebidas alcohólicas y se labraron las infracciones contravencionales dando intervención a la fiscalía penal N° 1.