Alberto Fernández en Formosa.

Lo anunció el presidente ayer en Formosa. «Lo importante es que se termine el tramo 1 que está en Salta y conecta con Bolivia», indicó el ex secretario de Energía, Jorge Lapeña.

Alberto Fernández visitó ayer la provincia de Formosa y anunció que terminarán los kilómetros faltantes del Gasoducto del Noreste (GNEA), la obra que comenzó durante el gobierno de Cristina Kirchner y su conclusión fue postergada indefinidamente por la gestión de Mauricio Macri. «Le pedí a Matías Kulfas que me acompañe porque yo sé que quedó un trecho inexplicablemente sin hacer de un gasoducto que le permitiría tener gas natural a toda la provincia. Asumimos el compromiso de terminar los kilómetros que hacen falta para que el gas llegue definitivamente a Formosa», aseguró.

Para ello es necesario concluir los gasoductos de aproximación y las estaciones compresoras, ya que el grueso de los gasoductos troncales a lo largo de Salta, Formosa, Chaco y Santa Fe ya fue realizado, aunque como todos sabemos hay un trecho de aproximadamente 35 kilómetros en la localidad salteña de Aguaray de donde se desenterraron y robaron los caños.

No obstante, con el anuncio realizado, el sitio La Política Online consultó al respecto al ex secretario de Energía, Jorge Lapeña, que opinó lo siguiente: «Terminar el tramo de Formosa mejora el abastecimiento regional pero lo importante es que se termine el tramo 1 que está en Salta y conecta con Bolivia».

Sucede que sin ese tramo de aproximadamente 200 kilómetros que representa el 12% del total, la mega obra no tiene mayor sentido porque no incrementa el ingreso del fluido desde Bolivia para lo cual fue pensada. Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo no aclararon este aspecto ante la consulta de LPO, pero su titular Matías Kulfas había indicado un día antes que «comparte la frustración» de que no se haya terminado el GNEA.

En ese sentido, agregó que se le ha indicado a IEASA (la ex Enarsa) que presente un estado de la situación de la obra «para ver que nos falta en materia presupuestaria», dado que se han denunciado una serie de robos de caños muy importantes.