La cifra casi iguala a los 12 hechos registrados en 2019. Las víctimas son menores de 12 años y en la mayoría de los casos, el femicida es del entorno de la menor.

El femicidio de Rocío Abigail Riquel, la nena de nueve años abusada y asesinada en Tucumán el domingo pasado, conmocionó al país, pero no es un caso aislado. En lo que va del año se cometieron 11 crímenes de nenas en el país, según datos de La Casa del Encuentro. En el 91% de los casos, el agresor era del entorno de la pequeña. Solo en el homicidio de Rocío Abigail Riquel (9) actuó un desconocido que ayer fue linchado por vecinos de la familia de Abigail Riquel.

Municipalidad de Salta

La Casa del Encuentro registró, entre el 1 de enero y el 20 de octubre último, 11 asesinatos de femicidios infantiles con víctimas de hasta 12 años.  En enero se produjeron dos femicidios de niñas. El primero fue de Alma Manino que tenía 5 años y fue asesinada junto a su abuela y la pareja de ésta en La Plata. Por el triple crimen está detenido un tío de la nena. En Jujuy se produjo el otro hecho. La víctima no fue identificada, pero se supo que tenía 14 meses y signos de abuso sexual. Su papá fue apresado.

En febrero pasado fue asesinada Araceli (8) en Salta. La nena residía en General Mosconi y su padre – Raúl Pereyra de 40 años – la asesino de un tiro y después se suicidó. Familiares cercanos a la nena relataron a los medios que una noche del viernes, Pereyra llegó a la Misión Wichi donde residía su ex mujer y madre de dos hijas. Pereyra salió con las dos nenas hacia Mosconi y regreso cerca de las 22 para dejarlas, pero una hora más tarde volvió a recoger a sus hijas con el argumento de llevarlas a comer a General Mosconi. La mayor de sus hijas prefirió quedarse. Araceli subió al auto de su padre. Al otro día sus cuerpos fueron encontrados en el interior del vehículo.

Al mes siguiente se registraron cuatro femicidios de nenas. Guadalupe Ezeiza (10) fue encontrada incinerada en la casa de su primo en la localidad bonaerense de Lobos; Ana Clara Da Silva tenía dos meses y es la víctima más pequeña registrada este año: la mató su papá en Puerto Iguazú, Misiones, tras una discusión con su pareja; a Solange, de dos años, la ahorcó su papá que luego se suicidó en su casa de Lules en Tucumán; a Ada Iglesias, de siete, la mató la pareja de su mamá quien enterró a la nena y a Cristina Iglesias en el fondo de la casa en la localidad bonaerense de Lanús.

La lista la completan Nahiara Miranda (3) y Luz Emily Figueredo (4). Nahiara fue asesinada en Río Negro en abril pasado. Su padrastro y su mamá están detenidos. La mujer contó ante la justicia que el hombre le pagaba, pero destacó que “no tuvo la posibilidad de salir de esa situación de violencia” que se estaba ejerciendo sobre ella y sobre su hija. Mientras que Luz fue asesinada junto a su mamá en Moreno.