Foto: FM Alba

Los restos del cacique wichí son velados en la comunidad La Mora, donde residía y de la cual era vocal ante el Instituto de Asuntos Indígenas de Salta.

Ayer domingo 29 de diciembre falleció Indalecio Calermo. El último año de su vida lo pasó entre la ceguera y batallando con una larga enfermedad.

Calermo, además de cacique reconocido por muchos, se desempeñó en puestos del Instituto Provincial de Pueblos Indígenas de Salta (IPPIS) y el Consejo de Participación Indígena (CPI).

Desde el Gobierno Provincial lo reconocieron, en un posteo de redes sociales, como “un referente muy apreciado por el pueblo wichi, por su compromiso con las comunidades desde su vocalía en el IPPIS”, señala Salta12.

También esa publicación rescata las voces de quienes conocieron a Calermo, que se dirigieron al ex presidente del IPPIs de forma elogiosa. El dirigente wichi Jonatan Feliz lo describió como “un verdadero dirigente” y consideró que “a veces con errores, defendió muchas veces la causa indígena”.

En tanto que el dirigente Juan Bracamonte opinó: “Se nos fue un verdadero cacique, luchó hasta el final”.

Miembros de distintas comunidades, representantes de las mismas y autoridades del norte provincial asistieron al velorio en Lola Mora.