El secretario de Gobierno de la Ciudad lanzó esa hipótesis para desligar a la Secretaría de Hacienda de su participación en la causa que investiga una asociación ilícita.

La Municipalidad de Salta está en el ojo de la tormenta en la causa que se investiga una asociación ilícita de la cual formarían parte funcionarios con cargos estratégicos, como el ex secretario de Hacienda Pablo Gauffin.

Luego de que la Justicia Federal secuestrara computadoras del Centro Cívico Municipal tras haber detectado que desde allí se emitieron facturas truchas, el secretario de Gobierno, Ricardo Villada, deslizó una extraña hipótesis.

Según el análisis de Villada en declaraciones radiales se utilizó el wifi del edificio municipal para emitir esas facturas apócrifas. El funcionario dijo que la dirección IP que encontró la AFIP no corresponde a las computadoras sino a la conexión a internet.

El informático Diego Saravia fue consultado por FM 89.9 y aseguró que los fundamentos del funcionario municipal no cuadran con la realidad. “Si la AFIP registró el IP y secuestró la máquina, no hay forma de violarlo”, dijo el informático respecto al mecanismo que sería necesario para realizar la operación que describe Villada, lo cual considera casi imposible.